Sábado 25 de Noviembre de 2017
"Sobrewater y yo"
Escrito por --   
Martes 16 de Mayo de 2017 08:07

 Jorge Esmoris en el Macció

Rossana San Martín Cruxên

El pasado jueves 11 de mayo, entrevistamos brevemente a Jorge Esmoris, quien ya tiene muchos fans en San José, porque ha venido varias veces al Teatro Macció , entre otras, con "El candidato", "Todo bien, bo!" y ahora con "Sobrewater".  Pueden ver nuevamente este  unipersonal en  Montevideo, en la  "Escuela de la Comedia Musical Luis Trochón", en Canelones y Joaquín Requena, los sábados, a las 21 horas. Jorge siempre nos cautiva y es como el tiempo: no para.

_ Estoy con este espectáculo en Montevideo, en la "Escuela de la Comedia Musical Luis Trochón". En otra área funcionan los famosos Talleres de Don Bosco. 

Vuelvo por mis fueros, porque soy recurrente en mis temas, pero siempre surge algo nuevo.
_ ¿Cómo se te ocurrieron textos partir de un sobrewater?
_ Es un elemento ortopédico. Yo tuve una intervención quirúrgica en la cadera derecha en el mes de noviembre de 2016. Me pareció un artefacto muy cómodo. Sentado en ese lugar, que es muy íntimo, uno está solo con sus pensamientos. De todo lo que fue surgiendo, mi manera de agradecérselo al sobrewater, fue hacerlo también protagonista del espectáculo. Es "Sobrewater y yo", como "Platero y yo" de Juan Ramón Jiménez (risas).


Nosotros y la realidad que provocamos

_ Es una mirada sobre la realidad…
_ Sí, pero no con "nombre y apellido", sino sobre todo aquello que está detrás de ella, ya que somos nosotros quienes la provocamos. Trato de especular por qué lo hacemos, por qué no hacemos otras cosas (risas). Tiene que ver con la existencia. Parto de una ficción, para que se den situaciones humorísticas. Aparece Dios… todo eso en lo que uno puede pensar en los momentos en que se ve obligado a hacerlo.
_ ¿Tardaste mucho en recuperarte de la operación?
_ Me recuperé rápidamente. Estuve dos meses con traslados cortos, pero ahora estoy muy bien. Tuve que prepararme antes de la operación y también, después de ella.

"Los espectáculos de humor son un salto al vacío"

_¿Estás planificando otro espectáculo?
_ Por ahora voy a seguir disfrutando de este. Arrancó muy bien en Montevideo y ya van cuatro sábados y creo que habrá otros más. Estoy coordinando fechas. La sala tiene 300 localidades y se inauguró con este espectáculo. El sábado pasado fue genial. Los espectáculos de humor son un salto al vacío, porque uno no sabe lo que va a pasar. Fue una sorpresa, sobre todo el final, que gustó mucho. Tengo una especie de "bonus track" o de bis…
_ ¡Siempre sacas algo de tu galera!
_¡Parece que terminó, pero no! Ese es un guiño más…

Filosofía bufa sobre la vida

Jorge Esmoris se presenta a sí mismo como "cínico" en su significado griego, y nadie duda, después de su torrente de palabras, que hay Filosofía en esa punzante irreverencia que analiza los males y bondades nuestros y de la sociedad. En seguida, con altisonante música, muestra al sobrewater, insólito y obligado "compañero", que fuera incentivo para crear este hilarante monólogo, cuando Jorge se operó de la cadera derecha.
La nada, una explicación "científica" del amor y su ceguera, la violencia, nuestros miedos alienantes, provocan risas y carcajadas. Principalmente, cuando propone algunas soluciones para esos y otros problemas cotidianos. Si no han visto este unipersonal nunca podrían imaginarse qué se asimila a una catedral hecha por Gaudí… Es inevitable, después de la risa, la reflexión sobre las amenazas y goces de la vida. Freud, Epicuro, Adán y Eva y el mismísimo Dios no se salvan.
El sobrewater es su "cómplice" para bajar del escenario, sin dejar de hablar, ni de moverse cuando reflexiona en voz alta. Demuestra en todo el espectáculo que el humor tomado en serio, se nutre de nuestras contradicciones. Hay un broche que muestra su "genio y figura". Todo es cuidadosamente tejido por este gran actor y guionista, a pesar de que nos haya dicho al principio que él ama el desorden…
RSMC

Comentarios

Please login to post comments or replies.
 

Publicidad Google