Martes 19 de Septiembre de 2017
Los lados del mostrador
Escrito por --   
Jueves 29 de Junio de 2017 08:23

Opinión

Bruno Danzov

En la última sesión de la Junta Departamental  escuchando los diferentes argumentos de las dos bancadas en virtud de la situación planteada por el "cierre parcial" de la sucursal Rafael Perazza del BROU, en donde, más allá del acuerdo de las partes sobre la necesidad de convocar a las autoridades del Banco a que expliquen los motivos de la medida planteada, me surgió una reflexión de índole político y que tiene su base en un elemento que es al menos discutible y es el valor de lo coherencia. En las últimas horas y viendo una nota que realizaron algunos colegas al Intendente Falero, sobre las "diferentes visiones" en torno a la situación financiera de la intendencia, aludiendo al posicionamiento público del Senador Camy y la reunión que se llevará a cabo esta mañana, encontré un nuevo elemento para reforzar esta columna. En el caso de la sucursal de Rafael Perazza, desde la Bancada del Frente Amplio se pretendió defender la posición del "Banco País", en función de una supuesta subordinación del interés social del Banco (planteado como argumento desde el PN), en función de las necesidades financieras y administrativas de "un banco que está en competencia". "Pídanle a la Banca privada que se instale, a ver si viene". Ergo, es importante el fin social, pero no tanto como «hacer que la ecuación económica cierre". Entonces, este argumento, hecha por tierra cualquier defensa que se pretenda hacer sobre el multimillonario déficit de ANCAP, ya que según el actual Vicepresidente, lo que se hizo es "inversión". Utilizando el concepto de la bancada frenteamplista, es injustificada esa inversión, porque se debió cuidar la ecuación financiera. Por otra parte, ese es el mismo argumento del Intendente Falero: "el déficit es inversión", dijo enfatizando que "mi intención no es tener dinero en caja…". Si le cambiamos de nombre, de función y de partido, estas mismas declaraciones las pudo haber realizado Raúl Sendic cuando fue presidente de ANCAP. Ahora bien, también me llamó la atención, en la sesión del lunes que en determinado momento, los ediles oficialistas exigieron que quienes llegaran desde el BROU, fueran los Directores, los que toman las decisiones políticas, no los técnicos, que pueden tener la mejor de las intenciones, pero no son los que definen el asunto…", recordé entonces, al igual que lo hizo el edil Javier Gutiérrez, que en el fragor del debate por la tasa de alumbrado, en virtud de un llamado a sala, fue el propio Falero el que se hizo representar por un técnico, el Cr. Gadea, quien "pudo haber tenido la mejor de las intenciones, pero no fue quien definió el asunto. En resumen, pasan los años, los períodos, los dirigentes y se alternan los partidos en el Gobierno, Nacional y Departamental, y lo más difícil sigue siendo o bien ser coherente (si es que esto fuera un valor) o reconocer en función del espacio político que ocupo las acciones positivas de los ajenos o los errores cometidos por los  propios.

Comentarios

Please login to post comments or replies.
 

Publicidad Google