Martes 26 de Septiembre de 2017
Golpes, mentiras y presiones
Escrito por --   
Sábado 02 de Septiembre de 2017 09:57

 El sistema político debe "condenar" la violencia y ahora también "las amenazas y las presiones" del edil Germán González hacia una trabajadora de Radio 41

Bruno Danzov

Si bien se me ocurre, no sería un mal título para una película de suspenso o policial que pudiera estarse estrenando en las salas de "Movie San José", se trata del título de una nueva columna de opinión. Han pasado algunos días desde el lamentable espectáculo que dieron los ediles Danilo del Curti (Sumate) y Germán González (MPP), cuando se tomaron a golpes de puño a pocos metros del edificio de la Junta, luego de un intercambio en Sala, y "al error asumido" en una conferencia de prensa que realizaron ambos en la propia sede del Legislativo Departamental, pidiendo disculpas y asegurando que no se repetirá tamaña actitud. Señalando estar arrepentidos incluso dijo González: "en el momento de haberse suscitado el hecho ya nos habíamos arrepentido (…) los que estábamos ahí nos dimos cuenta, había un periodista (casualmente el firmante de esta nota), se dieron cuenta que en el momento nos habíamos arrepentido"; pero lo cierto es que la sucesión de hechos y de actitudes de los legisladores dejan aún mucho que desear. Es verdad que en la mañana del martes el edil del Curti, pretendió desmentir públicamente los hechos en una nota con los colegas de Radio 41. También es verdad que esa posición pretendió ser adoptada por ambos ediles, pero fue del Curti quien lo hizo público, quedando en evidencia y teniendo que desdecirse luego en la conferencia y pidiendo disculpas públicas por haber pretendido ocultar los hechos. Hasta allí, vamos golpes y mentiras.

Presión y amenazas contra periodista

Ahora bien, en las últimas horas, ambos ediles se habían comprometido a concurrir al programa "Sobremesa" que conduce nuestro colega Jorge Gutiérrez Pérez. No fueron, aún después de haberse comprometido. Fue justamente en ese programa en donde la colega Viviana Bermúdez hizo pública una situación, que personalmente y fuera de todo corporativismo, entiendo es aún peor que la propia pelea, tratándose de un representante departamental. Si caben responsabilidades a del Curti por haber faltado a la verdad, saliendo al aire el martes en la mañana, también valen las disculpas pedidas en la tarde por el referido edil nacionalista. Pero de ninguna manera tiene el mismo valor la actitud del edil del Movimiento de Participación Popular Germán González, primer edil titular de la lista 609. Según dijo Bermúdez, el día martes, González accedió a grabar una nota con el servicio de prensa de radio 41, en referencia a los hechos ocurridos, nota que por cierto comenzó a concretarse. En determinado momento, Según contó la periodista, consulta a González si la situación podría llegar a generar algún tipo de reacción en la interna del Frente Amplio, es decir consecuencias disciplinarias, en ese momento González, no solamente le dijo que no contestaría esa pregunta, sino que le exigió que no saliera la nota al aire, amenazándola con "hacerle un juicio" si esto ocurría. En la pasada columna, señalábamos que entendíamos pertinente una "condena pública", desde las instituciones (mal) representadas por los ediles, la propia Junta Departamental, el Frente Amplio y el Partido Nacional, como fuerzas políticas. La condena debe ser institucional, si es que de verdad que no se pretende esconder el tema. Habiendo conocido los hechos y las actitudes de González que claramente atentan contra la libertad de prensa y la libertad de expresión, obviamente hay muchas cosas para decir. Primero la solidaridad con la colega y el medio para el que trabaja. La condena a la actitud de amenaza y presióndel edil departamental del MPP Germán González, para con una trabajadora de un medio de comunicación. Denunciar la mentira enrostrada en la conferencia del martes en la Junta Departamental, en donde el edil González me dice textualmente: "tuve contacto con mi diputado departamental, donde lo conversé, le planteé que íbamos a tener esta reunión, en la mañana lo hablé con mi diputado (Walter de León) y con el representante que tenemos a nivel de regional interior, que es el compañero Alejandro Tabaré Laca, lo conversamos, y me dijo que concurriera a la reunión y que correspondían las disculpas tanto a, por eso yo hoy no quise hacer declaraciones …", lo que lamentablemente omitió decir González en ese momento, es que ya había hecho declaraciones, pero que automáticamente había presionado y amenazado a una trabajadora de los medios para que la nota no saliera al aire, por haberse sentido incomodado con una pregunta. Esta actitud antidemocrática demuestra a mí entender que lo ocurrido el lunes no es "un error", sino una lamentable forma de relacionamiento humano.Si bien, continúo esperando que institucionalmente la Junta Departamental, el Frente Amplio y el Partido Nacional, al menos emitan un comunicado expresando públicamente su condena a estos hechos de violencia, más aún espero que esta situación de amenaza y presión a una trabajadora de un medio de comunicación no quede impune, y que el sistema político todo condene esta actitud. Acciones de este tipo son indignas de alguien que dice representar a la ciudadanía y a los trabajadores.

Comentarios

Please login to post comments or replies.
 

Publicidad Google