Martes 24 de Octubre de 2017
"La vara ética" la subió la gente no el sistema político
Escrito por --   
Martes 03 de Octubre de 2017 09:55

 Opinión

Bruno Danzov

La coyuntura política en el país viene experimentando algunos cambios sustanciosos, trascendentes para la vida institucional. La demostración fáctica ha generado el fin de los "malos de un lado y los buenos del otro", ha dejado en evidencia que independientemente de delitos, dolos, faltas, los cuestionamientos éticos atraviesan horizontalmente al sistema político, sin excepción. Si hay algo en lo que el sistema político, justamente representa a la sociedad es que, independientemente del partido en el que se milita, los peligros de la corrupción, o más simplemente la falta de ética está en todos lados, como condición humana, y no como posicionamiento político. Ya no hay santos y demonios. En ese sentido, la batalla se centrará entre los que procuran generar de la política una herramienta de cambio de la sociedad, y los que participan pensando únicamente en sus intereses personales. "La vara alta" de la que tanto se ha hablado en los últimos meses, no es una reacción de los partidos políticos, sino de la sociedad. Somos en definitiva los ciudadanos quienes hemos comenzado a poner el ojo en cuestiones éticas, independientemente de nuestras miradas partidarias. Esa coyuntura, ha generado posiciones, declaraciones y acciones que en muchos casos son impulsadas desde una ciudadanía que pretende "pasar un racero" para quedarse con lo bueno, se encuentre donde se encuentre. El propio sistema político, se ha encontrado con un empuje desde algunos medios de comunicación y los hechos que mayormente en primera instancia quieren ser "minimizados" desde algunos que siguen sin poder ver el cambio en la sociedad, argumentando "tonterías" o solamente pretendiendo desmentir la información publicada. Muchas veces los "pactos de silencio", existen no por complicidad sino por conveniencia electoral, y ese elemento, al parecer, en buena hora, también está por caer. Situaciones que se han registrado en San José, que ante la contundencia de los hechos han encontrado a ediles señalando "prefiero ser cómplice que exponer a un compañero", siguen ocurriendo, pero está claro que en este nuevo embate de las miradas ciudadanas, a esas posiciones ambiguas les queda poco tiempo. Medios de comunicación o periodistas independientes que, utilizando los recursos disponibles en la Ley consiguen información pública de la que nadie quiere hablar, pero hablan, escriben y publican. Cuando lo contundente de los datos, logra romper ese primer reflejo del "desmentido", el sistema político no tiene más remedio que actuar. En tribunales de ética, en comisiones investigadoras, o remitiendo a la justicia antecedentes, para que sea esta, que en definitiva es la garante de nuestros derechos, de los derechos de todos, la que resuelva. Muchas veces el proceso puede ser largo, muchas veces, puede establecerse que fueron errores, sin dolo, pero tantas otras en donde la contundencia de los hechos generan movimientos importantes. No en vano, hace pocos meses "cayó un vicepresidente". Será la justicia la que se expida al respecto, pero lo cierto es que "bajo la mirada del sentido común", hay cosas que no deben hacerse independientemente de las formalidades.

Comentarios

Please login to post comments or replies.
 

Publicidad Google