Miércoles 13 de Diciembre de 2017
«Por los tiempos de Matos Rodríguez»
Escrito por --   
Martes 10 de Octubre de 2017 08:53

 Muestra y audiovisual en el ICE 

Rossana San Martín Cruxên

El «Grupo Compartir», integrado por las Profesoras de Historia Lilián Gubba, Margarita Patrón, Edhy Saavedra y Adriana Viña, realizó el montaje de la muestra «Por los tiempos de Matos Rodríguez», en la nueva sala de exposiciones del Instituto Cultural Español de San José, en adhesión al «Día del Patrimonio» (*). Asimismo, se proyectó en otra sala, un audiovisual que complementaba la muestra, con relevantes datos de hechos nacionales e internacionales de 1917. Hubo muchos visitantes en los pasados días 7 y 8 de octubre, pero podrán verse también en horarios de Secretaría del ICE, en 25 de Mayo 422, de lunes a viernes de 15 a 17 h. Sábado 14 y domingo 15, en horarios a confirmar.
Entrevistamos a la Profesora Adriana Viña, quien es Presidente del ICE, acerca de este excelente tributo al compositor uruguayo Gerardo Matos Rodríguez, autor de la ya inmortal «La Cumparsita». Adriana Viña fue quien hizo la compaginación técnica del audiovisual.

La bohemia en 1917

_ Es una pequeña muestra, que se ubica en la misma década de aquella que hicimos en el año 2014, conmemorando los 100 años de la Primera Guerra Mundial. Por ello, hay elementos que se reiteran. En este caso, la diferencia está en que buscamos recrear un boliche, un bar, un lugar en el que se reunían los parroquianos a tomar alguna copa, a jugar a las cartas, a comentar los resultados de las carreras de caballos, a leer un diario… En el fondo de esta sala, se recrea eso. Acompañan algunas fotografías.
_ Hay allí fotografías de Carlos Gardel, de algún «pingo»…
_ Sí. También del Hipódromo de Maroñas, de la Selección Uruguaya de Fútbol que fue campeona de la Copa América en 1917…

Aquellas victrolas…

_ En el centro de la sala puede verse una victrola que por un lado une, pero por otro, separa el bar del fondo, con la sala de una casa de familia [esta se ve, entrando a la sala de exposiciones, a la derecha y a la izquierda del visitante]. Son los dos ambientes en los que vivió y anduvo permanentemente Gerardo Matos Rodríguez. Probablemente, más en el bar y en el boliche, que en la casa.
_ Su sobrina nieta Rosario Infantozzi, ha señalado en varias entrevistas que le han hecho, que él era muy bohemio.
_ Era una característica de los jóvenes de la época: la noche, el boliche, la música, las mujeres, las cartas.
_ Vemos un rincón en el que hay un violín, partituras y desde luego, una de ellas abierta con «La Cumparsita».
_ La victrola justamente es el nexo con esa parte. El violín y las partituras fueron prestados gentilmente por Nèstor Galaretto, quien fuera ex director de la Banda Municipal de San José.
_ Su hijo Luigi es el actual director de la Banda Departamental de San José.

Las casas de familia y su señorío

_ Son muy lindos los muebles de esa época.
_ Sí. Hay una mesa de sala, con adornos de estilo rococó, y una silla esterillada. La estufa que aparece tiene un poco más de cien años.
Quisimos incluir varias fotografías, porque cuando uno observa imágenes de esos años, se percibe que ocupaban un lugar primordial, tal vez por la novelería de los primeros años de la fotografía de alcance popular.
_¿De quiénes son las fotos de familias?
_ La mayoría son de Edhy Saavedra y de Margarita Patrón.

Contexto histórico

_ Hay un cartel con importantes datos de 1917, año en que Matos Rodríguez creó «La Cumparsita».
_ En él están los acontecimientos mundiales y nacionales de ese año. Europa en medio de la Primera Guerra Mundial. En 1917 Rusia sale de la Guerra [se realiza la Revolución Bolchevique en Rusia]; se incorpora a la Guerra Estados Unidos.
A nivel nacional, la Presidencia de Feliciano Viera, marcó un alto en el proceso de Reformismo Batllista que había caracterizado a ese Uruguay de la modernización. Abarcó los primeros años del Siglo XX, hasta ese 1917. Fue un año en el que también se realizó un plebiscito para una reforma de la Constitución. Estaba aún vigente la de 1830, y en 1917 se plebiscitó el 25 de noviembre y fue aprobada por mayoría la nueva Constitución. Esta tenía como particularidad tener un Poder Ejecutivo «híbrido»: un presidente unipersonal, pero también un Consejo Nacional de Administración que es un colegiado. No olvidemos que estaban enfrentados el colegialismo y el anticolegialismo. El año anterior había significado un voto secreto y una derrota importante para el batllismo. Al Presidente Feliciano Viera eso le dio la pauta de que había que frenar las reformas que el batllismo estaba realizando.

El «pecador» tango de Matos Rodríguez

En ese marco, Gerardo Matos Rodríguez en el período de carnaval, cae muy enfermo con fiebre muy alta.
_ Creían que tenía tisis o tuberculosis.
_ Era una enfermedad muy temida, porque mataba a muchísima gente. Dicen que en un momento en que estaba con mucha fiebre, «le llega» a la cabeza una música y llama a su hermana [Ofelia];y le pide que escriba esas notas.
_ Él no sabía escribir música. Tenía un oído absoluto.
_ Sí. Él arma un teclado de cartón y le va indicando en él cuáles serían las notas. Ella escribe como puede y luego ella le solicita a su hermano que silbe lo que escribió.
_ Cuando él la silba, se da cuenta de que es un tango, música prohibida para «las buenas familias», ya que era la del arrabal.
_ Ella se horroriza. No sabe de dónde sacó esa música su hermano (risas), y considera que tremendo que ella la hubiera escrito. Es bueno destacar que esto va en contra de lo que se ha dicho popularmente, de que «La Cumparsita», nació como una marcha de carnaval. No es así. Su hermana se dio cuenta desde el primer momento de que era un tango. Esto está muy bien documentado en la investigación que hizo Rosario Infantozzi, su sobrina nieta. Hay una excelente bibliografía. Ella trabaja con mucho material que le acerca un tío abuelo, quien tenía una valija con documentos. Infantozzi lo ha dicho varias veces y a eso lo recogemos en el audiovisual que preparamos como complemento de esta muestra. En él dice que su abuela nunca tocó «La Cumparsita» al piano, porque era un tango. Recordemos que se bailaba en los «piringundines», en el»bajo», pero no llegaba ni a los salones ni a las casas de las familias de buena reputación.
_ Ya mencionaste el audiovisual…
_ En él manejamos en primer lugar algunas fotografías que marcan la época y al final, recoge un testimonio de Rosario Infantozzi.

(*)Sábado 7 y domingo 8 de octubre de 2017: Día del Patrimonio «100 años de La Cumparsita - Patrimonio Vivo y Universal.»
Agradecimientos del «Grupo Compartir»: Nèstor Galaretto (violìn y partituras);
Sonia Vera (victrola); Club Fraternidad (perchero); Ariel Rodríguez (parte del mobiliario); Carlos José Lacava (mobiliario, objetos).

Comentarios

Please login to post comments or replies.
 

Publicidad Google