Bacigalupe y su clan 50 buscan victimizarse desfigurando y ocultando la realidad constatada

Por Pablo Fernández Acheriteguy

La campaña electoral hacia las Elecciones Internas, empieza a mostrar facetas tristes. Coincidiendo con el arranque de la fiebre electoralista, la Justicia archivó el caso de irregularidades constatadas en la Junta y eso envalentonó a varios actores políticos.  Ahora intentan explicar todas las irregularidades como si fueran parte de un ataque político organizado, de cara a las elecciones del 2015. Primer pregunta: ¿Se detectaron irregularidades? Si; indudablemente que existieron una gran cantidad de irregularidades constatadas, no solo por la Comisión Investigadora, sino también señaladas por el Tribunal de Cuentas y la Jutep ( Junta de Transparencia y Ética Pública). La Justicia determinó que no se reunieron los elementos suficientes para tipificar el delito “Abuso de Funciones” al Presidente de entonces (2013/ 2014) Nelson Petre y al secretario General Alexis Bonahon (2010/2015). El archivo del caso otorgó un poquito de oxigeno al cascoteado falerismo. Pero lo más importante que otorgó el fallo judicial, fue la oportunidad de victimizarse y responder todo cuestionamiento, con operativos políticos que solo buscan perjudicar al sector “Sumate”. Lamentablemente, el propio Intendente Falero  dijo sentirse “muy alegre” por el archivo que libró de responsabilidades penales a su  principal asesor  y protegido Bonahon. A Falero, según sus propias declaraciones públicas, le preocupa más la imagen de su sector, que las groseras irregularidades constatadas en la Junta, que también es parte de su “Gobierno Departamental”. Bonahon salió a los medios, con su clásico estilo patotero, defendiendo a toda cosa la gestión Falero y ya proyectándose  en respaldo a la continuidad con la candidatura de Ana Bentaberri. Bonahon denunció un gran operativo político, señalando principalmente hacia Alianza Nacional y al ex Intendente Juan Chiruchi. Por su parte Petre, demoró algunos días en realizar una conferencia de prensa. Rodeado de la prole de la lista 50, encabezado por el cuestionado diputado Ruben Bacigalupe. Petre, se subió al carro del relato que denuncia un “operativo político” y para relativizar el mal trance vivido, advirtió que las irregularidades se han seguido perpetrando. El postura de naturalizar las desprolijidades, sumado a la atribución de intencionalidad política en las denuncias, no son más que una infantil distracción. Con estos mismos argumentos pretenden explicar la gravísima situación donde la Administración Falero otorgó beneficios a la empresa fúnebre del diputado Bacigalupe. Es como si todos se alinearan para decir que los casos son similares y que tendrán el mismo fin en la Justicia; “Nada”.

Ocurre en estos dos escándalos la  figura que ha estado  directamente vinculada es justamente el diputado Bacigalupe. En el caso de las irregularidades de la Junta hay que recordar que tuvo directísima participación mientras era Director de Deportes. En aquel momento hubo un esfuerzo muy importante en mantener a Bacigalupe al margen de la Investigación , a pesar que  varios de sus más directos colaboradores y funcionarios, fueron convocados por la Investigadora. La gran mayoría de las desprolijidades,irregularidades y hasta figuras delictivas advertidas, tenían directa relación con el área de deportes.

La excusa de pretender explicar estas denuncias penales por motivaciones políticas, no resiste análisis alguno, porque justamente las irregularidades existieron y han sido confirmadas hasta por la propia Justicia. Sucede que principalmente al Intendente Falero y al diputado Bacigalupe les conviene tratar de embarrar la cancha, con interpretaciones conveniente caprichosas de estos escándalos.  Tan vergonzoso , como caprichoso y sesgado es el relato que se pretende instalar por parte de la lista 50. El caso más notorio fue la conferencia de prensa de Petre,  cuyo mayor argumento es que aquellas desprolijidades y despilfarro se sigue manteniendo hasta la actualidad. Lo más raro fue que Petre no se centró en hablar de aquel período 2010/2015, sino que saltó al actual período y le pegó directamente Sebastián Ferrero. Petre castigó a Ferrero ya no por se integrante de la Comisión Investigadora, sino también extendió sus críticas al periodo 2015/2020 donde Ferrero fue presidente de la Junta. Ferrero es actualmente Director General de la administración Falero y uno de los principales contendientes para arrebatarle la diputación a Bacigalupe. En esa estrategia de victimizar al bacigalupísmo, Petre también lanzó criticas a la presidencia en la Junta de Adriana Etchegoimberri, endilgándole   el aumento del “sueldo encubierto” de los ediles… Lo raro es que Petre llegó hasta ahí, en su presumida revisión de la faslta de austeridad de sus predecesores. Una pena, pues si hubiese avanzada una presidencia más, hubiese descubierto que su compañero de la 50, Danilo Vassallo, se gastó más de 400.000 pesos en cambiar el piso de la Junta. También durante la presidencia de Vassallo se “descubrió el error” en las liquidaciones a los funcionarios que terminó provocando una millonaria deuda  que ya se ha pagado casi en su totalidad. Fue en ese período de Vassallo que la propia Junta evitó negociar con los funcionarios y pagarle a ojos cerrados, en vez de procurar una lógica negociación ya que en definitiva la responsabilidad  de ese “error”. Una negociación podría haber ahorrado algunos millones de pesos a las arcas. Vassallo optó por no negociar. Petre no mencionó la falta de austeridad en la gestión de Vassallo. No haber “pegado” parejo, es lo que resta credibilidad y sustento a las declaraciones de Petre. Claro, hay que tener en cuenta que en la conferencia estuvo acompañado por toda la plana de la lista 50.                              

Pero otro aspecto grave de esta campaña de victimización que pretende armarse en torno a la lista 50 es la manipulación d la verdad. Puntualmente en el caso de Petre – aunque podría marcarse en el los dichos de Bonahon y otro actores – usan solamente las parte que les conviene y hacen lecturas que deforman la realidad. Por ejemplo, Petre pretendiendo decir que en todas las presidencias ocurre los mismo, se olvida de un detalle fundamental. La Investigación que se desató sobre su presidencia fue justametne por el nivel de gasto que superaba a todos los anteriores y que inclusive comprometía el dinero de la siguiente presidencia.

Tal es el caso de la manipulación de la información que Petre fustigó a Heber Berto por haber devuelto menos dinero que los presidentes anteriores. Berto, fue el presidente que se encontró con que no había dinero en varios rubros porque Petre se sobregiró groseramente; Berto debió hacer trasposiciones de dinero para poder equilibrar el Presupuesto. Al final Berto debió tapar los agujeros que la dupla Petre/Bonahon dejó entre 2013/2014.

Al principio de esta nota hay un cuadro de cifras  que debe atenderse  con seriedad. Al observar los gastos de todas las presidencias durante el período 2010/2015 en los rubros que fueron centro de la Investigación, se observa como algo inocultable  que la presidencia de Petre fue en todos los rubros la menos austera o si se quiere la que mostró el mayor despilfarro. Es justamente por este nivel de gastos , que la mayoría de los ediles no dudaron en activar la investigación y finalmente aprobar el pasaje a la Justicia. Quizás llegó el momento de profundizar, incluso en aspectos que la propia Junta y la Justicia no llegaron a trabajar. Ojalá que las irregularidades serias y graves que se constataron no pretendan ser licuadas por una campaña electoral. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *