Buena carga de incertidumbres: En San José los partidos inician un complejo camino para definir diputados e intendentes

20190408/ Javier Calvelo - adhocFOTOS/ URUGUAY/ MONTEVIDEO/ Luis Lacalle Pou en un acto presenta su programa de gobierno y un plan de ahorro de USD 900 millones por año. Bajo la consigna "Administrar bien para gobernar mejor" el precandidato del Partido Nacional presenta su programa de gobierno 2020-2025 del sector Todos en el complejo Kibón Avanza. En la foto: Luis Lacalle Pou durante al acto de presentación de su programa de gobierno 2020-2025 del sector Todos en el complejo Kibón Avanza. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Por Pablo Fernández Acheriteguy

Ya se podía advertir con anterioridad que la campaña hacia las Elecciones Internas había sido extraña, en un contexto extraño, por lo que los resultados que se obtendrían, también serían extraños. Más allá de los resultados generales de la votación, las cifras finales y los casos particulares de cada partido, que se informan en otras páginas de esta edición, hay lecturas que deben tenerse en cuenta. Uno de los primeros aspectos es que la cantidad de gente que fue a votar se registró levemente por encima de lo ocurrido en 2014; las previsiones periodísticas se cumplieron. En 2014 había votado el 37 % de los habilitados, esta vez fue apenas superior, llegando al 40 %., tomando en cuenta los votos en blanco y los anulados que se registraron. También se mantiene la previsión que el camino hacia octubre lejos de clarificarse, se torna más complejo para los principales partidos políticos. También podrá algún sector o dirigente mostrarse como “ganador” de su internilla, pero lejos está de consolidar su eventual candidatura para octubre o para la departamentales de mayo 2020. Hay sorpresas por todos lados, lo que provoca incertidumbre de cara a la reorganización que demandará la comparecencia en las nacionales de octubre. Si bien los candidatos a la presidencia eran previsibles, quizá la única sorpresa clara fue el triunfo de Ernesto Talvi en el Partido Colorado. Daniel Martínez por el Frente Amplio y de Luis Lacalle Pou en el Partido Nacional eran los candidatos esperables. En este extraño contexto, hay también menciones especiales para los partidos menores. La más contundente, sin dudas, es lo ocurrido con el partido Cabildo Abierto, con la postulación de Guido Manini, que quedó situado a nivel nacional como la cuarta fuerza política, detrás de blanco colorados y frenteamplistas.

Observando con detenimiento lo ocurrido en cifras de todo el país, y lo ocurrido en San José, comparativamente con las elecciones Internas de 2014, hay cosas muy raras que quedaron plasmadas. En 2014 hubo una fuerte paridad entre los votos a la Convención Nacional , con los votos a la Convención Departamental. En este 2019 la diferencia es notoria. Mucha gente optó por votar únicamente a candidatos presidenciales ( la hoja que contenía los postulantes a la Convención Nacional) sin definirse por las listas que postulaban candidatos a la Convención Departamental. Por ejemplo en San José en 2014, en la sumatoria de todos los partidos, hubo apenas un par de votos entre las hojas al Órgano Deliberativo Nacional respecto al Departamental. En las elecciones del pasado domingo de este 2019, hubo más de 6.000. Si tomamos los votos efectivos a la Convención Nacional de los distintos partidos políticos, se registró un 20% que decidieron no definir en la Convención Departamental, esos son 6.146 votos. Esta diferencia solo se puede atribuir a la incertidumbre en todo los partidos respecto a las candidaturas netamente departamentales tanto para octubre como para mayo 2020. Indudablemente el electorado optó por tomar partido para definir los candidatos presidenciales por encima de las diferentes opciones locales. Es un dato no solo curioso, sino también novedoso esa gran diferencia que se produjo entre la votación a hojas nacionales con las departamentales. Esta constatación también arroja mayor complejidad al momento de definir los distintos encolumnamientos que necesariamente deben producirse hacia las elecciones nacionales de octubre. Ahora, más que nunca, es muy difícil sostener que el resultado partido a partido, o sus correlaciones internas, puedan proyectarse matemáticamente hacia octubre. Es más probable que se produzcan fuertes sacudones en todo el espectro político, ya sea en la competencia entre partidos, como en sus propias internas.

Diputación dudosa

De proyectarse hacia octubre la revitalización del Partido Colorado, se podría pensar que el departamento puede llegar a recuperar su tercer diputado. Pero también en esa misma proyección se podrían mantener solo dos bancas de San José en la cámara baja  pero desplazando al frenteamplismo fundamentalmente al tener en cuenta que el actual diputado Walter De León no estaría en la contienda de acuerdo a la información la día de hoy. El Partido Nacional no mtendría ningún problema en retener su banca, pero todo depende de que se mantenga el acuerdo verbal de que todos los grupos se encolumnen detrás de quién cosechó más votos, en este caso favoreciendo a reelección de Ruben Bacigalupe. Pero se debe tener en cuenta que ne la interna del Sumate, hay serias diferencias entre Baciglaupe y la mayoría de los restantes cabeza de lista que participaron en esta interna. El alcalde de Libertad Sergio Valverde quedó apenas a 1.200 votos de Bacigalupe. Todo indica que será la definición de Valverde la que paute totalmente la reelección de Bacigalupe. Si Valverde decide no encolumnarse, podría recoger apoyo de otros sectores del Sumate, para abrir una candidatura para competir directamente con la reelección del actual diputado. Las listas a diferentes diputado, aun dentro de un mismo sector, no acumulan votos. De todas formas, según los resultados de estas internas y el caudal de votos que se puede proyectar, los blancos retendrían la banca aun desplazando a Bacigalupe.

Convención abierta

Hay otro nivel de análisis que se venía observando desde que se inició esta campaña y es lo relativo a la conformación de la Convención Departamental. Allí se definirán las candidaturas a la Intendencia. El Partido Nacional, como lema históricamente gobernante en el departamento, es donde se percibía la mayor inquietud. En el falerismo uno de los principales objetivos era tener una mayoría rotunda en la Convención que permitiera cerrar el camino a un segunda postulación para el sillón comunal. De esa forma se solidificaría la postulación y eventual triunfo de Ana Bentaberri como sucesora del falerismo. Sin embargo para consagrar ese escenario sin sobresaltos, el falerismo debía obtener al menos el 70% de la Convención Departamental, pero logró el 60%. Si bien la mayoría falerista quedó indiscutiblemente marcada sobre otros sectores blancos, no alcanza para frenar una segunda candidatura. Es inocultable que la figura del ex intendente Juan Chiruchi, es muy pesada en el escenario de las elecciones de mayo 2020. Para que los convencionales departamentales habiliten la candidatura de Chiruchi se requiere el 30% de la Convención. De acuerdo a los resultados de las Elecciones Internas, combinados con las expresiones de diversos cabeza de lista se puede inferir que ya están los votos necesarios para que Chiruchi sea candidato. Sin dudas que Alianza Nacional votaría por la candidatura de Chiruchi, pero también se debe sumar el candidato local más votado de Sartori, que también anunció su apoyo a Chiruchi, o el caso del dirigente Dardo “Toto” Casas que ya se manifestó en favor del ex intendente. Además dentro del propio falerismo hay al menos un sector que está decidido en que sus convencionales voten por Chiruchi. Esto es lo constatado al día de hoy y representa el 45% de la Convención Departamental aproximadamente.

Con este escenario, es difícil que todos los partidos y sus sectores, puedan sentarse tranquilos sobre sus “triunfos” en las Internas, para proyectarse hacia los comicios nacionales de octubre o  las departamentales de mayo 2020. El tablero quedó definido, ahora solo falta saber cómo mover las fichas. Lo único cierto que hay, es la incertidumbre. Es en este camino hacia octubre donde quedará clara la verdadera capacidad política de surcir acuerdos ya sea para consolidar a los presidenciables, sino también para estructurar sólidas candidaturas a la diputación y la frutilla de la torta consolidar las postulaciones para Intendente. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *