Candidatos del FA Battaglino y Urreta a favor de auditoría en la Intendencia y en jerarquizar labor de ediles

Por Pablo Fernández Acheriteguy

El Frente Amplio San José, ya designó sus candidatos a la Intendencia para las elecciones de mayo próximo. María Noel Battaglino y Pablo Urreta lograron que el Plenario aprobara sus candidaturas, dejando por el camino a otros cinco dirigentes que aspiraban a entrar en la contienda municipal por San José. Minutos después de ser oficializados por el Plenario, tanto Battaglino como Urreta coincidieron en anunciar una “campaña unitaria”, para confrontar con el Partido Nacional histórico titular del ejecutivo departamental.

Este lunes Battaglino y Urreta participaron del programa “Opinión Pública” de Visión Ciudadana. Admitieron que trabajarán en planificar una campaña común, con los matices propios de cada uno de ellos, pero que indudablemente, a diferencia de otras campañas, en esta oportunidad habrá actos conjuntos de las dos corrientes frrenteamplistas que encabezarán. En anteriores campañas municipales, las diferencias internas del Frente Amplio San José, han llevado a escenario salvajes de confrontación dura con expresiones públicas de serio enfrentamiento, que inclusive ha imposibilitado desarrollar actos en conjunto. Inclusive hasta en las elecciones departamentales del 2015, cuando el Frente Amplio compareció  con candidatura única, las diferencias internas fueron notorias, con divisiones que minaron las chances de la izquierda para tener una mejor representación en el departamento.

El Frente Amplio ya tiene definido un plan estratégico departamental que será la hoja de ruta para las candidaturas; ahora se deberán definir específicamente los lineamientos  para desarrollar una campaña armoniosa. Ambos coincidieron en tener una desempeño “unitario” y “coordinado”. Al respecto Urreta anunció que ambos han solicitado a la estructura frenteamplista “trabajar en forma unitaria”. Dijo que los objetivos son “retener la votación frenteamplista en el departamento”, recodando que la izquierda logró reunir 36.000 votos en el balotaje. Por su parte, Battaglino, señaló que el escenario actual es parte de un proceso de consideración que ha desembocado en “una madurez mayor” que en otras oportunidades.

Urreta dijo que el Frente Amplio “ha tenido un aprendizaje muy importante” en este proceso, que tiene su fundamento en el trabajo coordinado. También remarcó que en período entre las elecciones nacionales de octubre y el balotaje de noviembre pasado, fue la propia militancia la que se puso la campaña al hombro. Según Urreta , esto arrojó un fuerte aprendizaje en el frenteamplismo. Battaglino señaló que la gran responsabilidad de sus candidaturas será demostrar que el Frente Amplio San José está en condiciones de hacerse cargo del gobierno departamental. “Tenemos propuestas serias, concretas y confiables para presentar a la ciudadanía y en eso vamos a trabajar conversando con los ciudadanos. Tenemos equipos de trabajo fuertes”, agregó Battaglino.  Urreta remarcó que en esta oportunidad hay factores diferenciales anteriores oportunidades. Por un lado mencionó que le proceso para definir las candidaturas del FA fue distinto a otras oportunidades, sin que presentará mayores problemas. Un segundo aspecto es que la gestión del Partido Nacional encabezada por Falero ha sido deficitaria. Otro aspecto calve en el escenario político departamental es el surgimiento de nuevos partidos como Cabildo Abierto y el fortalecimiento del partido Colorado que afectarán en reducir el caudal electoral que venía captando los candidatos nacionalistas. Battaglino agregó que también será un factor de motivación para los frenteamplistas es que desde lo departamental se defiendan los derechos y logros de las administraciones nacionales del Frente Amplio.

Los candidatos admitieron que en los próximos días se reunirán para definir sus propuestas para la construcción de los lineamientos de la inminente campaña electoral que arrancará con fuerza en el mes de febrero.

Uno de los temas fundamentales en esta estructura electoral que deberá definirse, es lo relativo a la Junta Departamental y las candidaturas de ediles. Ambos coincidieron que cada sector irá resolviendo su representación. Al mismo tiempo coincidieron  en la necesidad de jerarquizar la Junta. Urreta dijo que los ediles deben cumplir un “rol distintos al que ha tenido en los últimos tiempos”. Apeló a que los ediles sean propositivos, con ediles que trabajen en forma coordinada y que estudien los diferentes temas.  Battaglino por su parte, en la misma línea agregó que además de tener ediles que presenten propuestas, se debe modernizar diversos aspectos en lo que refiere a normativa departamental, tarea que es privativa de los ediles. “Tenemos que modernizar los reglamentos y normativas, hemos quedado bastante relegados en el tiempo (…) y también trabajar en el rol de Control que está bastante debilitado. Ahí hay que mejorar mucho”.  Otro aspecto contundente en que coincidieron Battaglino y Urreta fue en la necesidad de contar con una bancada frenteamplista que trabaje en equipo y especialmente considerando la participación de representantes de todo el departamento.

Gestión Falero

Tanto Battaglino como Urreta, candidatos recién designado por el Frente Amplio para la Intendencia, coincidieron en la necesidad de avanzar en la investigación del caso sobre privilegios de la empresa Bacigalupe por parte de la Intendencia. “Lo mejor que le puede pasar al sistema político, incluso para el propio Diputado, es que este tema se laude definitivamente, si eso implica revisar el caso, es lo mejor”, dijo Urreta. Battaglino dijo que un elemento que “suma incertidumbre” es la desafectación del abogado que había contratado la Junta para llevar adelante el trámite de la denuncia.

La gestión Falero será el gran tema de la venidera campaña y los candidatos frenteamplistas no ocultaron su intención. Battaglino dijo que hay tres áreas fundamentales a analizar en la administración falerista. La candidata dijo que se debe analizar todo lo relativo a la situación financiera de la Intendencia, en segundo lugar lo relativo a los Recursos Humanos y en tercer lugar los Recursos Materiales con los que cuenta la Intendencia, es decir el estado de su flota vehicular, maquinaria e infraestructura edilicia. “Esos son los tres pilares fundamentales para cualquier gestión (…) la imaginamos complicada, acá no somos ingenuos”, dijo Battaglino, mientras Urreta movía su cabeza afirmativamente.“Tenemos que conocer a ciencia cierta el estado de situación de la Intendencia.Eso significa hacer una auditoría” dijo Urreta. No obstante señalaron que no es resorte de los candidatos que se reclame la auditoría. En este momento existen los votos para que los ediles soliciten una auditoría a la Intendencia, con los once votos del FA y los cinco votos de Alianza.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *