Charla de la Dra. Laura Osta en Casa de la Cultura

“Imágenes Resistentes”:señas que dejaban los progenitores en sus niños abandonados

                                                                                  Rossana San Martín Cruxên

El pasado lunes 18 de noviembre,la investigadora y docente universitaria, Dra. Laura Osta, presentó en la Casa de la Cultura de San José,  el resultado de su último trabajo: “Imágenes resistentes: El lenguaje de las ‘señales’ en las prácticas de abandono en Montevideo (1895-1934)”.Es un relato historiográfico que se ejemplifica a partir de fotografías de señas dejadas por  las madres y padres junto a sus hijos en el “Torno”del Asilo de Expósitos (*) y Huérfanos, en el que los abandonaban. Era una forma de adopción en Montevideo a finales del siglo XIX y a principios del XX.La llegada de la propuesta se enmarca dentro de las instancias que el Gobierno Departamental coordina con relación al área de Genealogía, a través de la Casa de la Cultura San José. La disertante fue presentada por el  Director de la Casa de la Cultura, Profesor Pablo Rivero.

Laura Osta mencionó que los niños perdían totalmente su identidad, ya que generalmente se les daba otros nombres de pila y apellidos y las familias que los adoptaban, no sabían nada sobre su origen. El simbolismo y carga emocional de las “señales” a las que alude el libro, desafían y conmueven, por lo que revelan  y por las incógnitas que disparan.  Los documentos empleados y la bibliografía consultada, también nos interpelan.

Objetos que simbolizaban el deseo de reencuentro con el niño “abandonado”

_ Felicitaciones por este trabajo sobre un tema tan poco conocido. Este libro recoge parte de un proyecto que va más allá y  que publicarás próximamente.

Dra. Laura Osta: _ Esto entra dentro de un Proyecto de Posdoctorado que hice en Montevideo sobre los niños y niñashuérfanos y expósitos. Trato de que se visibilice qué pasó con ellos, cómo fueron tratados, qué se les dio, qué objetos se les dejó cuando se los abandonó.

_ Esos objetos son los que denominas “señales”, que constituyen las “Imágenes resistentes”…

_Sí. El libro trata de las “señales”, sobre todo fotografías. Yo divido las “señales” en tres grupos: “La mirada de los padres”, “La infancia representada”, y la muerte, porque aparecen [en el libro] fotos post mortem de algunos  niños. Trato de analizar el porqué del abandono de esos niños y “resignifico” el concepto de abandono, porque fue un dejar transitorio [las señales que dejaban junto al niño, implicaban que se los pretendía recuperar en algún momento].

            Asimismo analizo quiénes abandonaban, por qué lo hacían, qué era lo dicho y

lo no dicho, porque no aparece.

La sociedad patriarcal y sus estigmas

_ Algunos casos de abandono podrían ser por no tener recursos económicos para mantener al niño o niña…

_ Seguramente también habría algunos hijos ilegítimos, por lo que no quisieron dar nombres de padres.

_ Las mujeres de finales del siglo XIX y principios del XX, estaban dominadas por una sociedadpatriarcal y no podían confesar algo que sería condenado por la sociedad.

_ Estaban además limitadas económicamente. No tenían posibilidades de formarse, de educarse, por lo que  carecían de una salida laboral. Eso las conducía a que se viesen obligadas a dejar a sus hijos en el “Torno”.

El Torno y la Inclusa

_ Hablemos del “Torno”… Impresiona mucho verlo e imaginar lo que pasaba con esos niños y también con las madres o padres que recurrían a esa terrible práctica.

_ Era una especie de buzón de bebés, que era donde se dejaba a los niños y niñas de 0 a 2 años. Constaba de una plataforma giratoria, con una cavidad en la que se podía dejar anónimamente al bebé. Luego se tocaba una campana y del otro lado, se “rescataba” al bebé sin saber quién lo había abandonado.[“En nuestro territorio se instauró por primera vez en 1818, en lo que es hoy el Hospital Maciel”: Tomado del libro “Imágenes resistentes”, pág 14.]

_¿Qué fue la Inclusa?

_ La Inclusa fue el antecedente del “Asilo de Expósitos y Huérfanos”. Fue fundado en 1818, en las salas de atrás del “Hospital de Caridad” de aquella época, hoy llamado “Hospital Maciel”. En 1873 se creará el “Asilo de Expósitos y Huérfanos”. El “Torno” se trasladará para el Asilo. El “Torno” será prohibido en 1934 por ley, y se abandonarán esas prácticas de dejar al niño o niña anónimamente y se van a empezar a dejar a los niños dando la cara, revelando la identidad.

_ Los niños dejados en el “Torno” podrían ser expósitos o huérfanos.

_ Generalmente los del “Torno” eran niños expósitosque eran dejados, y no eran huérfanos, porque tenían padre y madre, pero por algún motivo no podían tenerlo consigo.

_ Destacaste hoy que muchos de esos padres o madres que dejaban a sus niños en el “Torno”, querían recuperarlos y por eso colocaban esas “señales o señas” junto con el niño.

_ El 90 % de los niños dejados en el “Torno” tenían señales afectivas, a las que llamo seña y contraseña…

_… La mitad de un naipe o de una fotografía, cortados de forma muy particular, al que se le agrega una cinta muchas veces. La madre o padre de ese niño conservaba la otra mitad.

_ Podía ser la mitad de una medallita o de una estampita religiosa. También mitades de ropita de bebé: una batita, un escarpín, un zapatito… Pasaba mucho en otros países, y se ha visto en películas.

Doble moral

_ ¡Es increíble! También lo hemos vistoen seriales televisivas españolas de “rtve” como “Amar en tiempos revueltos”. En una de sus temporadas, quien decìa ser abuela de la protagonista, era en realidad su madre. Era su hija “ilegítima”, entre otros secretos inconfesables. [También en “Acacias 38” de “rtve”, en una de sus temporadas, se ve un caso de un hijo abandonado que busca a su madre].

_ Fue una práctica muy extendida, en varios países y en el nuestro. Fue   prohibida, porque simbolizaba esa doble moral, que era una válvula de escape para esos  niños que no podían estar con sus padres por algún motivo, y se buscaba darle una acogida en nombre de la caridad cristiana. No querían dejarlos en la calle. Después ese tipo de institución  va a pasar a manos del Estado.(**)

_ Esos niños dejados eran acogidos por la Hermandad de la Caridad en la época registrada por tu libro.

_ Exacto. La “Hermandad de la Caridad” era una cofradía católica.

_ Parabienes por este abordaje de un tema tan sensible, que nos aporta mucho y abre muchas interrogantes.

_ Muchas gracias por estar presente acá. Para mí es un gusto difundir lo que hice y que también haya gente que pueda ayudar con el presente de ellos y de sus antepasados, para hacer vinculaciones genealógicas. (***)

(*)Expósito es el recién nacido “expuesto”, es decir, sometido a “exposición”; que ha sido dejado por sus padres en el Tornoen el caso que nos ocupa.

(**) “En el año 1934 se creará el Consejo del Niño, institución que velará por los derechos de la infancia en general”: Extraído de la pág.21 de “Imágenes resistentes…”, de María Laura Osta Vázquez..

(***) Algunos de los asistentes a la charla, dijeron que estuvieron investigando su árbol genealógico y descubrieron casos de adopción. Son alumnos de “Genealogía”, que se realiza en la Casa de la Cultura de San José, curso  a cargo del Profesor Pablo Rivero, director de esta institución.

DATOS DEL LIBRO Y DE SU AUTORA:

“Imágenes resistentes. El lenguaje de las ‘señales’ en las prácticas de abandono en Montevideo”(1895-1934), de María Laura Osta Vázquez, setiembre 2019, 112 páginas. Fotografía: Carlos López. Editado por BMR Académica.

María Laura Osta Vázquez: Maestría en Madrid (2005). Doctora en Historia de Género por la Universidad Federal de Santa Catarina, Brasil (2014). Docente de Historia en el CFE (Institutos Normales). Investigadora Nivel I de la ANII. Profesora de FLACSO Uruguay en las maestrías de Educación, Sociedad y Política, y Género y Políticas Públicas. Docente en la maestría en Historia Cultural en la Universidad de Montevideo.  Ha escrito diversos artículos, ha publicado otros libros, y ha recibido varios premios y becas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *