Cierre de la celebración de Agosto en la Sociedad Italiana

Se produjo el descubrimiento de la placa conmemorativa por el Presidente de la Institución Esc. Miguel Senattore Villero y Jimena Abbate (nieta de Santiago Carlos Abbate quien fuera un gran referente de la institución)

Consideraciones del actual Presidente de la institución

“150 años de fructífera e ininterrumpida trayectoria, tan italiana como maragata y tan maragata como italiana”

Algunas reflexiones: el festejo de 150 años es un hecho extraordinario y conmovedor. Extraordinario, porque en un país tan joven como el nuestro que juró su primera constitución el 18 de julio de 1830, que una institución nacida de la solidaridad del sector italiano de la sociedad civil maragata celebre 150 años de vida ininterrumpida es una acontecimiento totalmente excepcional. La sobriedad, la ponderación, la estabilidad, la mesura y la firmeza ha sido el timón que posibilitó la constante actividad; como en cualquier organismo vivo es la regularidad y la constancia lo que genera salud y vitalidad, es mejor correr todos los días dos cuadras y no dos días seguidos diez kilómetros y luego nada. Y es conmovedor, porque todo aniversario implica balance y memoria, y esto en lo personal, a cada uno de nosotros nos remite a los afectos, a nuestros inolvidables antepasados que nos llenan de orgullo y están presente en nuestra conducta a través de su legado ético. En lo colectivo, como sociedad, convoca a tener presente una gran herencia cultural y recordar una extensa cadena de personalidades que trascendiendo la colectividad italiana marcaron en forma indeleble la sociedad maragata. La institución ha contado durante su existencia con buenos equipos, pero también con una gran sucesión de descollantes individualidades emprendedoras, destacadísimas en las más diversas facetas de la sociedad civil que han nutrido con sus capacidades la actividad institucional. Como lo hemos repetido tantas veces, no se puede concebir San José desde el punto de vista material, edilicio, sin la sede de la Sociedad Italiana y otros tantos testimonios arquitectónicos producto de los finos artesanos italianos. Ni se lo puede concebir desde lo intangible sin su tremendo y valioso legado de valores y principios con gran adhesión social: La familia, el trabajo, el deseo de superación, la solidaridad, etc. . Tanto en la etapa mutual como en la actual cultural, el valor de la familia ha inspirado el actuar institucional, y hoy más que nunca, debe seguir inspirándolo, en el entendido que sólo de la suma de familias sanas vamos a obtener una sociedad sana, que la tercerización o estatización de las responsabilidades de la familia será un paliativo pero nunca lo ideal. Las celebraciones de este excepcional aniversario significó decir GRACIAS!!! a todos aquellos inmigrantes italianos por su gran aporte a nuestra ciudad, y en nombre de ellos, también decir GRACIAS!!! a este querido San José por haberlos acogido brindándoles la posibilidad para el desarrollo pleno de sus vidas.- Todo nos obliga a seguir constituyendo a la Sociedad Italiana como un espacio cultural, pluralista, tolerante, autónomo y habilitante de la libertad de expresión del pensamiento en la forma más amplia.-

Miguel Senattore Villero, Pte. de la Sociedad Italiana de San José

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *