Con modificaciones en la hora se aprobó el Plan de Ordenamiento Territorial

Debo asumir que mis conocimientos sobre las diversas dimensiones que tiene y ha tenido el Plan de Ordenamiento Territorial, se limitan al seguimiento de algunas instancias, y la lectura a primera vista de parte del texto. Haciendo esa aclaración y reconociendo un error que deberían asumir muchos de los ediles que participaron de la sesión de anoche en la Junta Departamental, opinaré sobre algunos aspectos que entiendo son pertinentes, (ya cerca de la medianoche) y se me disculpará si no profundizo en las más de 180 páginas del plan, que contiene un centenar de artículos.

Es justo señalar, que cualquier ciudadano bien intencionado, asume la necesidad de concretar un Plan de Ordenamiento, en este caso de la capital y su área de influencia, pero que ex extensivo a cualquier territorio, no solamente para asegurar justamente una planificación en cuanto a las posibilidades de desarrollo sostenible en ese territorio, a la vez de solucionar algunos problemas históricos generados justamente por la falta de previsión. En ese marco decir, que el proceso político del Plan de Ordenamiento cumple casi un lustro. Una administración entera. Ha tenido instancias públicas, negociaciones partidarias, y un más reciente “análisis” del entorno de seis meses en la Junta Departamental con el articulado a la vista. Ahora bien, la pregunta es: ¿cómo es posible, que al llegar a la instancia de votación, sea cual sea el asunto, con las posiciones asumidas desde cada una de las bancadas, se entienda necesarios pedir seis cuartos intermedios en la sesión para “modificar la redacción de un fragmento de uno de los cerca de 100 artículos?. ¿Qué se estuvo haciendo hasta ahora en todo este proceso? Puedo entender y así lo hago que generar normativa, orden, control y legislación, no siempre puede dejar conforme a todos. De hecho hay una máxima que señala que “no se puede legislar por la casuística”, y este no me parece el punto central, pero que llegue el día de la votación con intentos de modificación de redacción, es por lo menos un desconocimiento de la responsabilidad que la ciudadanía les ha conferido. Se enojarán varios de los 29 ediles (ni siquiera había 31) que participaron de la sesión de ayer, porque generalizo nuevamente, pero el accionar como “cuerpo”, dejó mucho que desear.

Un tema trascendente, que limita acciones y emprendimientos, fija plazos, que modifica precios, valores, puede quedar supeditado a una negociación de un sector en particular cinco minutos antes de la votación?, personalmente creería que no. O bien, cada una de las instancias anteriores, incluidas la propia comisión de Ordenamiento de la Junta, las negociaciones y conversaciones anteriores que uno entiende deberían realizarse para la aprobación de una norma tan extensa, ambiciosa y meticulosa como esta, no han servido para nada, o han estado marcadas por una irresponsabilidad política, que no se pagará electoralmente, pero que de alguna manera condiciona, para bien o para mal (sólo el tiempo lo dirá) el desarrollo de la capital del departamento.

itado a una negociación de un sector en particular cinco minutos antes de la votación?, personalmente creería que no. O bien, cada una de las instancias anteriores, incluidas la propia comisión de Ordenamiento de la Junta, las negociaciones y conversaciones anteriores que uno entiende deberían realizarse para la aprobación de una norma tan extensa, ambiciosa y meticulosa como esta, no han servido para nada, o han estado marcadas por una irresponsabilidad política, que no se pagará electoralmente, pero que de alguna manera condiciona, para bien o para mal (sólo el tiempo lo dirá) el desarrollo de la capital del departamento.

N/R: La información vinculada a cada punto en discordia la realizaremos en próximas ediciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *