Confirmado: grupos que respaldan regreso de Chiruchi a la Intendencia ya tienen los votos en la Convención Departamental

Por Pablo Fernández Acheriteguy

La Corte Electoral ya adjudicó la cantidad de miembros que tendrá la Convención Departamental del Partido Nacional en San José (Órgano Deliberativo Departamental). Ese calculo que se desprende de la cantidad de integrantes de la Convención Nacional según los votos obtenidos en todo el país, en lo local también asigna los convencionales para cada lista. De acuerdo a las Elecciones Internas del 2014, la Convención Departamental ha tenido 72 miembros, pero de acuerdo al leve repunte en la cantidad de votos obtenidos en San José, para este nuevo período la Convención tendrá 76 miembros. La normativa vigente indica que quienes deseen obtener la candidatura para Intendente deben contar con un tercio de los votos de la convención, eso representa que debe lograr unos 25 votos. El “Sumate” que respaldaría la candidatura a Intendente de la actual Secretaria General de la Intendencia Ana Bentaberri, obtuvo 46 miembros. En medio de todo este proceso electoral, la figura del ex intendente Juan Chiruchi ha sobrevolado todas las discusiones y debates. Ahora se confirma, que en caso de aceptar los ofrecimientos para candidatearse, Chiruchi ya cuenta con los votos necesarios para presentarse para competir por el sillón comunal del período 2020-2025. Los sectores que se han manifestado en favor de respaldar el regreso de Chiruchi a la Intendencia reúnen 30 votos, al menos por ahora y esa cifra podría crecer antes de que se realice la sesión de la Convención Departamental que muy probablemente se cumplirá inmediatamente después de las Elecciones Nacionales de octubre y eventual Balotage de Noviembre. Fuentes nacionalistas indicaron que es altamente probable que la Convención Departamental se desarrolle en el mes de diciembre, antes de iniciar el año 2020, aunque todo depende de las estrategias sectoriales.

En el “Sumate” se participo con una decena de lista, pero solamente tres de ellas obtuvieron Convencionales. Pero allí tienen un inconveniente interno, pues la lista 32 liderada por Hector Silvera, fue la segunda más votada después de la oficialista 404. Silvera logró 4 convencionales, pero tiene una fuerte predisposición en respaldar la candidatura de Chiruchi a la Intendencia, lo que restaría convencionales al falerismo. A esos cuatro votos de la lista 32, se le deben sumar los 17 cargos obtenidos por Alianza Nacional, también los 3 miembros de la Convención que logró la lista 16 de Dardo “Toto” Casas. A esta corriente que respalda a Chiruchi, se le deben sumar los 6 convencionales que logró Cesar Urán desde el sector de Juan Sartori. Hasta allí se llega a los 30 convencionales, pero podría sumarse la otra corriente sartorista en San José del dirigente Fabian Clavijo que obtuvo otros 4 convencionales y que el propio Sartori se expresó en favor de contar con el ex intendente en la puja hacia mayo. En este punto, la sumatoria llega a los 34 votos, bastante por encima de los 25 que se requieren según la normativa.

De esta forma, ahora con cifras oficiales, se desplomó el objetivo del falerismo de cortar el paso a un regreso de Chiruchi. Ahora solo falta la voluntad de Chiruchi para lanzar su postulación y regreso a la Intendencia. Esa es la principal preocupación de los sectores que respaldan el regreso de Chiruchi como alternativa al falerismo. En estos últimos dos años el emblemático ex intendente ha lanzado señales ambiguas sobre su regreso a la arena política. Entre la dirigencia departamental, hay versiones antagónicas, mientras Chiruchi ha logrado sostener la incógnita. Periodísticamente se han detectado variadas señales y gestos que refuerzan la posibilidad de que Chiruchi se lance para conquistar por quinta vez el principal sillón del gobierno departamental. La consolidación de la candidatura a la Intendencia de Chiruchi podría tener fuerte impacto en la interna del falerismo, ya que algunos grupos podrían optar por volverse al chiruchismo.

La gestión Falero tiene fuertes críticas desde todos los ambientes políticos. Desde el reestablecimiento de la democracia, ninguna administración había logrado unificar los cuestionamientos a una gestión. No le pasó a Chiruchi y tampoco le pasó al ex intendente Jorge Cerdeña. Falero logró la unanimidad en contra, solo tiene el respaldo de su sector. Falero ha recibido y sigue recibiendo sólidas críticas  desde todo el espectro político, Frente Amplio, Partido Colorado, y hasta del mismísimo Partido Nacional. El descontrol en el gasto, la falta de eficacia en la administración, el serio endeudamiento en que hundió al departamento, el ingreso discrecional de funcionarios, la compulsiva creación de cargos de confianza, las muy serias sospechas de corrupción que han surgido, la absoluta falta de obras o por lo menos de mantenimiento de la infraestructura departamental, son solo parte de las críticas que el intendente José Luis Falero tiene sobre sí. La opción falerista a la Intendencia es Ana Bentaberri, actual número dos de la administración falerista. El ascenso de Bentaberri al máximo cargo, es naturalmente observado como la continuidad del falerismo y por lo tanto concentra una fuerte oposición en el sistema político departamental. Será un largo camino hacia mayo 2020. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *