De los microrrelatos y otros de sus reinados

            Rossana San Martín Cruxên

El 12 de setiembre, en el marco de la “14ª Feria Internacional de Promoción de la Lectura y el Libro de San José- Abrazando lenguas”, la escritora argentina Ana María Shua(*), fue una de las destacadas figuras internacionales. Esta premiada escritora deleita por igual a lectores adultos, infantiles y juveniles. En la Feria leyó para un grupo de escolares “Las cosas que quiero”, y “Miedo de noche”,  en el Espacio Cultural San José, y en la noche, tuvo una exquisito conversatorio en la Carpa de la Palabra de la Feria con otro grande: el escritor uruguayo Mario Delgado Aparaín.

Aquí sintetizamos una rueda de prensa en la que se entrevistó a la autora en el Hotel Centro de San José (25 de Mayo 407). Compartimos asimismo un maravilloso “cara a cara”, que la escritora regaló (en más de un sentido) a quien suscribe esta nota, en la “Rotiparrilla”en 18 de Julio 607.

 “La guerra”, su último libro de microrrelatos, es un tan apasionante como poderoso alegato pacifista, al que aúna con experticia la poesía y el humor punzante.

Rueda de prensa en el  “Hotel Centro”:

El esfuerzo que exige el microrrelato

_ En general hoy lo que la gente prefiere leer son las novelas de mil páginas, porque uno entra en la novela, conoce los códigos, empieza a conocer ese mundo y a los personajes, y puede entrar y salir en cualquier ratito. Un libro de microrrelatos ( y lo mismo pasa con los cuentos), exige un esfuerzo cada vez que se entra a un nuevo texto. Es algo diferente a lo anterior y a lo que sigue. A mí me gustan también las novelas largas. Como lectora me gustan todos los géneros.

“Miedo en el Sur”

_ ¿Qué características tiene “Miedo en el Sur”?

_ Yo escribo para chicos y para adultos. “Miedo en el Sur” es un libro para chicos, con cuentos míos basados en leyendas de seres sobrenaturales, pero no cuento esas leyendas. Es un cuento mío basado en cada uno de esos seres en los que la gente cree o creía en algún momento.

¡El presidente argentino estaba obligado a  ser el padrino del séptimo hijo varón!

_ Estaban mencionando [off the record] al lobizón…

_ Sí. También están las salamancas… El lobizón tuvo tanta fuerza en la Argentina, que había hasta hace poco una ley por la cual el presidente de la nación, estaba obligado a ser padrino del séptimo hijo varón de cada familia. Era una manera de quitarle de encima el estigma del lobizón. Yo tengo un “tío lobizón”, que se llama Benjamín Hipólito, por el presidente Hipólito Irigoyen, quien fue su padrino… ¡Pero igual se convierte en lobizón en las noches de luna llena! (risas).

_ ¿Y tu libro “Las cosas que quiero”?

_ “Las cosas que quiero” es un libro de versitos para chicos, que escribí en colaboración con una de mis hijas: Paloma Fabrykant. Es un libro que “hace juego” con otro que se llama “Las cosas que odio”. Son tan peligrosas las cosas que quiero, como las que odio (risas). No necesariamente son tiernas, pero sí divertidas. Tienen que ver con los recuerdos vívidos que tenemos las dos de cuando éramos chiquitas. También pensamos en lo que quieren y odian los chicos de hoy.

            Mi idea es que si a los grandes los libros para chicos les parecen tontos, a los chicos les va a pasar lo mismo.

“Mi máximo bestseller infantil es ‘Dioses y héroes de la mitología griega’, a pesar de toda la tecnología”

            Mi máximo bestseller infantil es “Dioses y héroes de la mitología griega”, a pesar de toda la tecnología del mundo actual. El segundo gran bestseller es una adaptación de “Las mil y una noches”: “Una y mil noches de Sherezada”. No es tan distinto escribir hoy para chicos de lo que fue siempre. Igual que para grandes… Nos siguen gustando las historias como al sultán de Sherezada…

…………………………………………………………………………………………………….

Entrevista en la “Roti-parrilla”:

_ Los que hemos leído tus libros conocemos tu sensibilidad. Antes los escritores argentinos venían con frecuencia a las Ferias del Libro de Uruguay y a encuentros de Literatura Infantil-Juvenil: Gustavo Roldán, Laura Devetach, Graciela Montes, Graciela Beatriz Cabal, Silvia Schujer, Ema Wolf… Eso ocurría con mucha frecuencia en la década de 1990.

_ A mí nunca me habían invitado. Por eso estoy muy contenta de estar en esta Feria del Libro de San José.

_ ¿En este momento hay algún grupo de escritores que se reúnan?

_  Nosotros nos conocíamos, pero no integrábamos un grupo. Sigue existiendo “ALIJA”(Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de la Argentina, Sección Nacional de IBBY*).

_Hace años yo integraba la Sección Uruguaya de IBBY en forma activa.

_ Yo soy socia de ALIJA, pero no voy a las reuniones en forma regular. 

En el microrrelato el peso de cada palabra es importante

_ Hablemos sobre tu libro de microrrelatos “La guerra”…

_ Es un libro que acaba de editarse. Está muy basado en la realidad. (Lee en voz alta para mí “El otro Churchill”, que está en ese libro en el subtítulo “Guerreros”). Esa historia de que venció a 42 alemanes con su espada es verdadera. El resto, por supuesto es un invento mío.

_ Están “Los Templarios” y muchos más…

_ … También Napoleón, los guerreros pieles rojas norteamericanos, las guerras de la antigüedad (de Grecia, de Persia), los “mamelucos y jenízaros”.

_ Tú partiste de investigaciones históricas…

_Sí. Sobre eso monto mis microrrelatos. (Lee en voz alta “Primera guerra”, que está en el subtítulo “Armas”).

_ Tiene algo de poético…

_Debe tenerlo…

_ En general lo que escribes está imbuido de poesía.

_ El microrrelato se toca con la poesía, porque como es muy breve, el peso de cada palabra es importante. Me desespero a veces cuando los narradores cuentan un microrrelato mío cambiando las palabras .¡No se puede hacer eso! ¡Es como parafrasear un poema! Uno recita un poema y lo hace con las palabras que escribió el poeta. Ocurre lo mismo con el microrrelato, no deben cambiarse las palabras.

_Cuando hago animación a la lectura para niños y jóvenes, siempre procuro leer en voz alta los cuentos o los poemas, para defender las palabras que eligió el autor…

_  Un escritor es en primer lugar un lector. Y uno hizo tanto esfuerzo para elegir la palabra justa, que no es lo mismo contar la historia de cualquier manera…

_ Tu libro“Miedo de noche” tiene tres cuentos, en los que respetas mucho ese miedo que tienen los adolescentes, los niños, y que hemos vivido todos. Logras la fascinación hasta el final de cada relato, y aún más porque se plantean “mundos paralelos”.

Biografía novelada de Manuel Belgrano

       ¿Tienes algún otro proyecto? 

_ Acabo de terminar una biografía novelada para chicos,  de Manuel Belgrano.  Cuando yo venía hacia la Feria de San José, me acordaba de qué mal trataba Belgrano  a José Artigas en sus cartas. Lo trataba de “anarquista”(se ríe). Esa publicación saldrá a fin de año.

_¿Haces animación a la lectura?

_  Visito muchas escuelas, porque las editoriales me llevan. Voy a charlar con los chicos sobre mis libros. 

_”La guerra” (168 páginas), está editado por “Emecé”, que pertenece a Editorial Planeta, por lo que se podrá conseguir en Uruguay…

             “Los amores de Laurita” fue llevada al cine. ¿Piensas que otra de tus obras podría ser una película?

_Cualquiera de mis novelas podría ser una película. Es muy difícil, pero me gustaría que lo fuese mi libro para adultos  “El peso de la tentación”, editado también por “Emecé” [Planeta].  Sucede todo en una especie de granjita en la que tratan de adelgazar a personas gordas. No es sencillo conseguir a tantos actores gordos…

          Lo que viene ahora es un libro de cuentos y tengo que trabajar…

—————————————————————————————————————–

(*)Ana María Shua (nombre verdadero Ana María Schoua), nació en Buenos Aires en 1951. A los 16 años publicó sus primeros poemas, reunidos en “El sol y yo”. En 1980 ganó con su novela “Soy paciente”, el premio de la editorial Losada. Otras novelas: “Los amores de Laurita” (llevada al cine), “El libro de los recuerdos”(Beca Guggenheim), “La muerte como efecto secundario”(Premio Club de los XIII y Premio Ciudad de Buenos Aires en novela), y “El peso de la tentación”. Su última novela es “Hija”. Seis de sus libros abordan el microrrelato, género en el que ha obtenido el máximo reconocimiento internacional: “La sueñera”,”Casa de geishas”, “Botánica del caos”, “Temporada de fantasmas”.”Fenómenos de circo” y “Todos los universos posibles”. También ha escrito libros de cuentos. Con “Miedo en el Sur”, obtuvo el Premio Ciudad de Buenos Aires. “Que tengas una vida interesante”, reúne sus cuentos completos hasta 2011. Su último libro en el género es “Contra el tiempo”. En 2014 recibió el Premio Konex de Platino y el Premio Nacional de Literatura.  En 2016 recibió en México el Premio Internacional Arreola de Minificción, otorgado por primera vez.

(**)IBBY: “International Board on Books for Young People” (Organización Internacional para el Libro Juvenil).La Sección Uruguaya se estableció en 1993.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *