Desprolijidades en licitación podría provocar que Intendente Falero anule compra de contenedores

Por Pablo Fernández Acheriteguy

La Intendencia enfrenta dos impugnaciones a la licitación para la compra de un centenar de contenedores de residuos. En estas páginas se  informó que una de las empresas que se presentó a la licitación lanzada a fines de enero, decidió interponer un recurso contra la adjudicación firmada por el Intendente Falero y quejándose por la falta de transparencia en los procesos licitatorios. A raíz de esa noticia publicada aquí en Visión Ciudadana, en las últimas horas el periódico Primera hora, confirmó la impugnación y agregó que habría una segunda empresa que interpuso idéntico recurso. En el artículo de Primera hora, se brinda la versión de la Intendencia. La empresa Sunshine S.A presentó su impugnación y a ella se refería la nota publicada en la pasada edición de Visión Ciudadana; pero primera hora habla de una segunda impugnación. Lo curioso es que si bien los cuestionamientos de Sunshine ya fueron respondidos por el área jurídica de la Intendencia, según la información de Primera hora, todavía no se habría respondido la otra impugnación. Lo curioso es que Sunshine, según la versión oficial, presentó su recurso fuera de plazo, pero aun así el informe de jurídica responde los cuestionamientos en cuatro páginas. Es decir que la otra impugnación fue presentada dentro del plazo pero aun habiendo transcurrido seis meses de abiertas las ofertas, todavía no se le ha respondido. Muy curioso. Entonces la Intendencia respondió primero un recurso fuera de fecha, antes que aquella impugnación que cumplió con los plazos. Cabe recordar que el informe de jurídica enviado a la empresa Sunshine, admite que la redacción del pliego de condiciones puede haber inducido a confusión de los oferentes, por lo que recomienda a Falero que define la anulación de todo el proceso y se llame nuevamente a licitación. A raíz de la publicación en Visión Ciudadana, parece que la interna de la Intendencia se sacudió y ahora se informa a través de Primera hora que el tema sería resuelto esta semana. Pero en este cuestionado proceso licitatorio donde se denuncia el direccionamiento en favor de una determinada empresa, hay otros detalles que potencian la curiosidad. Originalmente se presentaron cinco empresas, pero cuatro de ellas fueron descartadas de plano por no presentar muestras de los contenedores ofrecidos. El pliego de condiciones no señalaba que las empresas tenía que presentar los contenedores, sino que solo se señalaba que las empresas debían “proveer la visita de los técnicos municipales a una localidad en la cual el sistema propuesto  esté operando”. Resulta absolutamente fundada la crítica de empresarios por ser descalificados. Al menos una de las empresas tiene cientos de contenedores instalados en Montevideo, y otra cursó invitaciones a la Intendencia para que los técnicos se trasladaran ( con todos los gastos pagos) a las fábricas de estos recipientes de residuos instalada en España. Cabe destacar que el pliego de condiciones solo pedía “proveer la visitas de técnicos”, fuera dentro del país o en el extranjero. Nada indicaba que las empresas debieran traer a San José los contenedores de muestra. Una de las empresas que fue descartada tiene toda la documentación que demuestra que las correspondientes invitaciones  fueron cursadas en tiempo y forma pero jamás fueron anexadas al proceso licitatorio. Las invitaciones fueron enviadas al director de Gestión Ambiental Juan Carlos Alvarez, según recomendaron desde la intendencia. Alvarez habría solicitado que esas invitaciones se le anunciaran por medios electrónicos y posterioemente se le entregaran en persona. El problema es que este jerarca jamás derivó las invitaciones hacia el proceso licitatorio o por lo menos jamás fueran incluidas en él.  Esta es una más de las desprolijidades en un proceso que está viciado ya desde la redacción del llamado original en el pliego de condiciones según admite el propio informe de jurídica. Pero el problema no termina simplemente en esta licitación 10/2019, sino que los empresarios han manifestado que en otros llamados también se ha notado un cierto grado de favoritismo hacia  una empresa en particular, con el direccionamiento de Las licitaciones. Esta situación involucra no solo al llamado para la compra de estos 100 contenedores, sino también a licitaciones para la compra de camiones. Todo indica que a Falero, según le recomendó Jurídica y a la luz de las desprolijidades en todo el proceso, deba anular la licitación y volver a convocar a las empresas. En el caso de los contenedores se trata de 130.000 dólares, y en el caso de un camión la cifra trepa a los 300.000 dólares. Por el bien de la transparencia en el uso de los dineros públicos, se espera que en pocos días se anuncie la anulación de los fallidos procesos y se llame nuevamente a licitación. En medio de todo este extraño escenario, una de las empresas realizó un relevamiento exhaustivo de los contenedores ya instalados en San José, y brindó un diagnóstico de las debilidades de estos recipientes que se pagan más caros y tienen menor calidad que otros ofrecidos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *