Después de tres años llegaron las cámaras

Finalmente el pasado martes comenzó la instalación de las cámaras de videovigilancia en la ciudad de Rodríguez tras tres años de gestiones, trámites y demoras varias.

En la rotonda ubicada en el cruce de las rutas 11 y 45 se instalaron las primeras cámaras dispuestas para vigilar la ciudad de Rodríguez, en una tarea que se presume dure toda la semana para finalizar la colocación de los artefactos en los puntos que se designaron para la vigilancia.

Después de tres años de gestiones, trámites varios y demoras de último momento, la comunidad de Rodríguez ve como las cámaras de videovigilancia llegaron finalmente. Cómo se recordará, los vecinos de la ciudad hicieron diferentes actividades como espectáculos, rifas y demás para recaudar los fondos suficientes para adquirir los equipos que su momento formaban parte del proyecto que se había formulado en aquel entonces.

Se formó una comisión que se encargó de administrar el dinero y a su vez hacer el seguimiento de todos los trámites que se debieron hacer ante el Ministerio del Interior para formalizar la instalación de las cámaras.

Estas gestiones llevaron su tiempo y sus vaivenes, donde en muchas ocasiones no se encontraban respuestas convincentes o simplemente el proyecto no corría con la velocidad que los vecinos requerían.

En el tiempo de espera, hubo hechos que fueron significativos en la ciudad de Rodríguez que hicieron que los ánimos se exasperaran por no contar con un elemento que hubiese sido crucial para podes esclarecer esos hechos, o poder dar otro tipo de respuesta policial. Entre los hechos que se recuerdan con facilidad está la explosión del cajero en la sucursal del Banco República y el sonado caso de Micaela.

Como se recordará, luego de una rapiña en la que un comerciante resultó baleado hace ya tres años, se generó un movimiento ante la inseguridad que se vivía en la localidad, el que luego de varias reuniones terminó por conformar una comisión de vecinos que organizó las actividades para lograr el dinero que costearía el proyecto de instalación de las cámaras. Más tarde y luego de sortear todas las trabas burocráticas, se chocó con que Rodríguez no cuenta con fibra óptica, por lo que había que cambiar el sistema con un costo mayor al que se había presupuestado en primera instancia. Esto hizo que se resolviese trabajar en etapas, se consiguió la empresa encargada de llevar adelante la colocación de los artefactos, la que por distintos motivos demoró más de un mes en llegar hasta la localidad de la fecha estipulada en un inicio.

Finalmente el martes de mañana, la ciudad de Rodríguez se despertó con la noticia que los técnicos habían llegado para comenzar con los trabajos en la rotonda de las rutas 11 y 45, lugar donde se instalaron las primeras cámaras del sistema de videovigilancia.

Según las informaciones, en el correr de la presente semana quedarían colocados la totalidad de los artefactos de esta primera etapa, culminando de esta manera con el tiempo de espera por parte de la comunidad para acceder a este servicio.

Como se sabe, si bien las cámaras están colocadas, una vez que comiencen a trabajar, no van a impedir que haya algún hecho delictivo, pero pueden ser un elemento de disuasión para el delincuente, como seguramente servirán para esclarecer en forma más rápida situaciones que así lo ameriten, como también apoyar cualquier tipo de investigación que se requiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *