Discurso clausura; 75ª Exposición Internacional de Ganado Lechero La presidenta Sra. Amalia Etcheverrigaray reclamo entre otras cosas por seguridad

Señor Intendente de San José, Señor Jefe de Policía de San José, Señores Legisladores nacionales y departamentales, Señor Vicepresidente de la Federación Rural, Señores directivos de las Gremiales lecheras, Señores directivos de Instituciones amigas, Productores, Público en General. Buenas tardes. Es para mí un honor estar en este lugar cerrando la septuagésima quinta exposición que con tanto entusiasmo hemos preparado, pero mayor aún es la responsabilidad que siento al tener la oportunidad de ser la voz de los productores, de la familia rural de este querido departamento, que me adoptó hace 9 años. En primer lugar, agradecemos a todos los expositores, comerciales, industriales, cabañeros, productores, empresas que nos acompañan, a las empresas que han participado en este primer Pabellón Tecnológico. También a la prensa que tanto nos ha ayudado a difundir este evento. Al presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Ing. Gabriel Capurro que en esta jornada nos honró con su presencia. Fieles a la consigna de seguir la línea de trabajo de los presidentes y directivos anteriores, insistiremos en los temas que desde hace varios años nos ocupan, preocupan y desvelan. SEGURIDAD: Entendemos que sin seguridad nada puede prosperar, consideramos que la seguridad es a la sociedad, como la salud es al ser humano. El flagelo de la inseguridad nos hace vivir en alerta permanente, tanto en el campo como en la ciudad, pero en el campo las distancias son otras y eso hace que el desamparo sea mayor. Tenemos miedo, sí señoresMIEDO, por nuestras familias y por nuestro trabajo. Reconocemos que la policía de San José tiene toda la voluntad, le faltan recursos humanos y soporte tecnológico, esto hace casi imposible la disuasión del delito. No somos especialistas en leyes, por lo tanto no podemos diagnosticar donde está la falla; no obstante, podemos decir que algo está mal, no es posible que cometer un delito no tenga consecuencias mayores y eso signifique que desarrollar una carrera delictiva sea una buena opción de vida para quienes no tienen hábitos de trabajo. No aceptamos el hurto por necesidad, esto sería un atropello a tantas familias extremadamente carenciadas que cultivan el respeto y los valores morales hasta en las situaciones más difíciles que les toca vivir. Nos estamos transformando en brillantes estrategas de seguridad, investigamos sobre cámaras, alarmas, drones, cercos perimetrales, perros; pero esa no es nuestra tarea y nos resta la energía que deberíamos aplicar en producir. No es posible que un productor de la noche a la mañana, se encuentre con que una jauría o un par de forajidos le han hecho perder el trabajo de años y en algunos casos de décadas. Necesitamos vivir y trabajar en paz. RELACIONES LABORALES: Lamentablemente hemos ocupado titulares destacados, la mayoría de ellos redactados desde la ignorancia y viciados de ideologías perimidas. No ponemos las manos en el fuego por todos los patrones, tampoco lo hacemos por todos los empleados; quienes aquí estamos sabemos que en el campo y en la mayoría de los casos, no hay conflictos. No podemos pasar por alto el tema de los Consejos de Salarios, las Gremiales Rurales intentaron participar, no fue posible porque no están dadas las condiciones, lo expresó claramente el Ing. Capurro, en su discurso de cierre de la última Expo Prado cuando dijo: “Nuestro retiro de los Consejos de Salarios se debe a la falta de ecuanimidad del Ministerio de Trabajo que hasta cuando decreta desinforma a la población diciendo que las patronales rurales se niegan a negociar en los Consejos de Salarios.” Coincidimos plenamente, el Ministerio de Trabajo no está arbitrando las relaciones laborales, la balanza está inclinada, la ideología está primando sobre la razón. Como ejemplo, alcanza con mencionar que en la lechería los salarios en los últimos 4 años han aumentado un 40%, mientras la leche se ha mantenido en el mismo precio y en términos reales ha disminuido. LECHERÍA: Debemos hablar de lechería… La lechería y su derrame económico en nuestro departamento, este rubro asienta las bases del crecimiento de San José; y particularmente en esta muestra lechera, está el trabajo de la cabaña Nacional, aquí está el productor, aquí está la familia tambera y aquí está nuestra Institución que se debe a ella. Podemos extraer cada una de las palabras de los discursos que se han pronunciado aquí en los últimos años y reafirmar cada una de las cosas que en su momento se dijeron. Continuó el cierre de tambos, detrás una familia que abandonó, un empleador y empleado que no ordeñó y una máquina que no se prendió más. Consecuencia, cerró la industria, total o parcial, aumentó el desempleo y la economía cayó. No manejaremos cifras, hablaremos de familias, de frustraciones, emprendedores que solamente pretendían vivir y trabajar de acuerdo a su sentimiento profundo de amor por el campo. Los que pudieron sostener la actividad hoy se encuentran endeudados, es insostenible mantener la vaca en ordeñe con un mismo precio en pesos durante 4 años. Menos matrículas, menos empleo, pero no les importó. Debemos decir fuerte y claro, a los productores lecheros se los ha dejado solos. El país negoció la venta de sus productos en un acuerdo público que todos celebramos, Uruguay canceló deuda de petróleo a cambio de alimentos que producimos. Gran negocio todos lo aplaudimos. Pero qué pasó? el tambero no cobró, ese que se endeudó o ese que decidió cerrar, ese fue el más perjudicado. Así que decimos aquí una vez más, señores gobernantes háganse cargo. Deseamos que el que ocupe este lugar en la septuagésima sexta exposición,, mire hacia adelante y ese cartel que dice Lechería en CRISIS ya no esté, porque quien haya sido electo en estas próximas elecciones y venga a gobernar el 1 de marzo del 2020 se ponga el INALE al hombro, el país productivo a sus espaldas y comience a trabajar para revertir esto, necesitamos COMPROMISO…ACCIONES: Además de reclamar, también proponemos, planificamos y concretamos. A lo largo de este año hemos trabajado conjuntamente con Facultad de Veterinaria, INIA, SUL, Plan Agropecuario e INEFOP, hemos organizado cursos y talleres con singular éxito; con la participación de productores y alumnos de escuelas agrarias. Entendemos que lo más valioso que podemos hacer por nuestra gente, por la familia rural, es acercar el conocimiento, divulgar herramientas para que los productores puedan tomar las mejores decisiones. En el mes de febrero y con el objetivo de apoyar el crecimiento del rubro ovino en esta zona, relanzamos la Expo Ovina, participaron cabañas de todo el país, se hizo además una feria de majadas generales y se subastaron 850 ovejas en 2 horas. En pocos días lanzaremos otro gran evento de esta índole. Desde el mes de marzo integramos el Sistema Eco Emprendedor de los departamentos de San José y Colonia, desde junio formamos parte también del Observatorio Económico de San José, estas alianzas son muy enriquecedoras y el mejor mecanismo para entre todos, lograr un Uruguay mejor. UNA MENCIÓN ESPECIAL: A los cabañeros que han engalanado nuestros galpones con excelentes ejemplares. Se llevó a cabo el primer concurso de terneras selección de las razas Holando y Jersey, y fue un éxito. El concurso juvenil ya en su tercera edición, nos ha vuelto a emocionar, sorprende gratamente el compromiso de sus tan jóvenes participantes. El galpón de los ovinos con cabañas de todo el país sigue acompañando el crecimiento de este rubro a nivel regional y nacional. Otro record ha sido la participación de aves y conejos. Finalmente, expresar que nos llena de esperanzas la participación de las escuelas agrarias de Raigón, Montes y Durazno, esto nos hace presagiar que la familia rural no se termina y nos da ánimo para seguir trabajando. GRACIAS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *