Estado debe pagar más de 3 millones a empleados por demanda al Refugio de Ong Eusebio Vidal

Por Pablo Fernández Acheriteguy

En las últimas horas se conoció que la Justicia falló en favor de otro trabajador del Refugio que durante años administró la Asociación Civil Eusebio Vidal. Este fue el último caso que restaba laudarse. Ahora el Estado uruguayo deberá pagar una cifra superior a los tres millones de pesos – que podría alcanzar los cuatro millones – a cinco trabajadores de esta Asociación civil que cumplieron funciones en ese refugio de la ciudad de San José. En total fueron siete demandas contra la ong que dirigía el edil comunista Humberto Grenno, junto con el maestro Hugo Gutiérrez. Las demandas de los trabajadores del Refugio se basaron en descuentos improcedentes a los salarios de los trabajadores y en los “Despidos Abusivos” que esta organización aplicó cuando comenzaron a explotar las irregularidades . El descuento salarial – que rondaba el 7% del salario – tenían por finalidad solventar la radio comunitaria que poseía la Asociación Civil. Grenno y Gutiérrez también estaban al frente de la radio “Red Pueblo”.

Esta Asociación Civil fue seriamente cuestionada por los procedimientos que la llevaron a hacerse cargo del servicio de alojamiento nocturno para personas en situación de calle. Inclusive los cuestionamientos llegaron al parlamento, señalando la responsabilidad del Ministerio de Desarrollo Social. También, directamente, hubo cuestionamientos a la forma en que la Asociación Civil administraba los dineros para brindar el servicio. Así, un grupo de trabajadores del Refugio iniciaron reclamos contra la organización. Las demandas alcanzaban varios millones de pesos. Uno a uno los trabajadores fueron cerrando sus reclamos. De los siete trabajadores con muy parecidas demandas, cinco lograron tener un resultado favorable; solo dos no fueron contemplados, por ahora.

Otro aspecto que preocupa es lo relativo a la responsabilidad de afrontar el pago de estas indemnizaciones. La Asociación Civil Eusebio Vidal no puede afrontar el pago de los montos reclamados; la ong no tiene patrimonio para responder económicamente. El Ministerio de Desarrollo Social deberá pagar a los ex trabajadores. Por el momento las resoluciones judiciales obligan al Estado uruguayo a pagar los adeudos, así que es el Ministerio de Economía el encargado de liberar los pagos a los cinco trabajadores que superan los tres millones de pesos y podría alcanzar los cuatro millones de acuerdo a las actualizaciones correspondientes.

Hasta hace menos de un mes la Asociación Civil estuvo al frente del Refugio, administrando el servicio. En los últimos años, a pesar de estar bombardeados de críticas y reclamos, esta asociación logró seguir al frente del Refugio, a pesar de reiterados llamados públicos que fueron declarados desiertos a pesar de presentarse varias ofertas.

En medio de este escándalo, también se desplomó la radio comunitaria que poseía l Asociación Civil. Reconocida oficialmente y legalizada, la emisora era administrada por la “Eusebio Vidal”, pero al desatarse la polémica desde el Refugio y activarse la demandas laborales, la radio se cerró. Al día de hoy se ignora el destino de los equipos que posibilitaban la transmisión. Las radios comunitarias se autorizan enmarcadas en un estricto reglamento de funcionamiento. La Asociación Civil Eusebio Vidal nació justamente para poder acceder aun medio comunitario, pero después derivó en una organización dedicada a la asistencia social al modo de “refugio para personas en situación de calle”. Los titulares de la asociación son conocidos frenteamplistas y en este proceso más de un vez se señaló el aparente favoritismo que tuvieron desde esferas gubernamentales, en particular desde el Ministerio de Desarrollo Social que dirige la comunista Marina Arismendi.

En medio de este complejo escenario, también se ha encausado el embargo a la asociación civil y sus titulares. En este caso el embargo alcanzaría a varios actores maragatos, entre ellos empresarios del rubro inmobiliario y conocidos profesionales que han integrado la organización Eusebio Vidal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *