Familias de zonas inundables habrían recibido confirmación de financiamiento para su realojo en San José

Por Pablo Fernández Acheriteguy

Durante años los ambientes nacionales y departamentales, se han pasado la pelota en la búsqueda de soluciones para las familias que viven en zonas inundables. La situación llegó a tal nivel que hace meses los vecinos afectados se organizaron para iniciar contundentes gestiones y protestas en el departamento.

En el proceso se han detectado gestos contradictorios en la Intendencia, el ambiente más cercano a las familias en el territorio afectado. Mientras que es esperaba el informe de la Facultad de Ciencias sobre la situación del Río San José y las posibles soluciones, la Intendencia permitió el relleno de terrenos en predios baldíos de esos barrios. Justamente, desde hace largo tiempo se sabe que no se pueden rellenar terrenos en esos barrios pues de esa forma las consecuencias sobre los hogares cercanos será  de mayor impacto. La intendencia dijo haber rellenado para “nivelar” un predio donde pretende construir una plazoleta. Con las últimas lluvias, también se confirmaron las advertencias de vecinos sobre la calidad de las obras de cordón cuenta en esos barrios. Tras las lluvias fueron seriamente criticadas  estos estructuras construidas por la Intendencia; los vecinos aseguran que agravaron la problemática de las inundaciones, anegando calles completas.

En medio de todo este descontrol, los vecinos han activado contactos a distintos niveles y parece que al tomar protagonismo lograron respuestas que hasta ahora resultaban esquivas. Hace algunos días vecinos de las zonas inundables tuvieron contacto con jerarcas nacionales del Ministerio de Vivienda. Regresaron de Montevideo con una fuerte ilusión para alcanzar el sueño de vivienda en zonas fuera de las inundaciones. Según informaron a Visión Ciudadana , desde el Ministerio le confirmaron que existen los fondos necesarios para financiar la construcción de nuevas viviendas para familias de zonas inundables de San José. Lo único que falta es que la Intendencia aporte el terreno para su construcción. Ya estaría  prometido el terreno propiedad de OSE en el barrio exposición sobre la avenida Cicerón Marín (la continuación de avenida Manuel D. Rodríguez). Inmediatamente los vecinos pidieron una entrevista con el Intendente Falero. La reunión recién se pudo concretar esta semana tras las inundaciones pasadas. En ese reunión el Intendente Falero fue informado por los vecinos de la disponibilidad de financiamiento para construir las viviendas. El jefe comunal habría admitido desconocer tal extremo. Ahora los vecinos encararán definitivamente la concreción de un terreno para su realojamiento, inclusive buscan por fuera de la posibilidad que la Intendencia ha mencionado con ese terreno de OSE.

Los vecinos están muy entusiasmados con esta confirmación del Ministerio de Vivienda y ya han recogido datos de medio centenar de familias que podrían acceder a este realojamiento. Al mismo tiempo continúan recolectando datos de otras familias y estiman que podría tratarse de un número total de 100 familias las que requieren de una solución habitacional que los aleje de las inundaciones.  En medio de todas estas gestiones, circula con fuerza la versión de que en breve el Director Nacional de Vivienda, Salvador Eschelotto, llegaría a San José para lanzar anuncios respecto del plan de viviendas para las familias de inundados.

Cada vez peor

Una vez más el departamento de San José sufrió la evacuación de familias en zonas inundables, tanto en la capital departamental como en Ciudad del Plata. En San José de Mayo, desde hace meses hay un grupi de vecinos movilizados que en estos días lograrán la Personería Jurídica para una organización que lleva por nombre “Manos Unidas – Inundados”. Este grupo que reúne a medio centenar de familias ha tenido un firme reclamo para que las soluciones se efectivicen, tanto por parte del gobierno nacional como del departamental. El realojo de familias en barrios inundables es el principal reclamo, pero también hay planteos sobre los procedimientos paliativos a los desbordes del río San José y a las acciones de emergencia ante cada inundación. Ante las sucesivas dilatorias oficiales por falta de avance en las coordinación entre los ambientes del gobierno nacional y departamental, provocaron la reacción de los vecinos que han realizado marchas y manifestaciones de descontento. Pero también se han producido ásperos cruces, por ejemplo el protagonizado por el Intendente Falero y los delegados de las familias. Hubo reuniones muy tensas, sobre todo cuando el Intendente calificó de “analfabetos” a los vecinos que airosamente reclamaban soluciones, principalmente cuando se esperaban los resultados del informe académico encargado a la Facultad de Ciencias. Los ánimos vienen caldeados desde hace meses.

La semana pasada desde los servicios meteorológicos se anunció la llegada de lluvias torrenciales y tormentas. A pesar de las advertencias y alertas del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) el accionar institucional en San José, que se canaliza a través del Comité Departamental de Emergencia, llegó tardíamente. Tal cual estaba pronosticado en la jornada del viernes las lluvias llegaron con intensidad y se prolongaron torrencialmente durante la jornada del sábado. Fue recién el domingo de tarde que aparecieron los primeros enviados del Comité y ya dispuestos a iniciar la evacuación de vecinos cuando el río se había desbordado. Aparecieron y se pusieron en contacto con los vecinos afectados, casi 48 horas después de iniciada la tormenta. Pero eso no fue lo peor. En la tarde del domingo, recién allí, se resolvió que los evacuados serían trasladados al gimnasio de l club Central. Se dijo que unas 40 personas fueron alojadas allí, pero el régimen de cobijo fue vergonzoso. Por orden “no se sabe de quién” la prensa no podía ingresar al gimnasio donde estaban alojados, a eso se agregó que no tenían agua potable para su uso y tampoco en los servicios higiénico de baños o para ducharse. Para colmo de males, alguien tomó la decisión de apagar las luces del gimnasio, dejando a oscuras –a ´partir de las 22 horas – a las personas  allí recluidas. La alimentación que se brindó a las familias, también dejó qué desear. Había sido preparada por los servicios de comedor de la Intendencia. “Nos han tratado como si esto fuera una cárcel” dijo una veterana indignada por el trato que sufrieron los evacuados. Entre esas personas había niños y ancianos. Este maltrato, provocó que las familias estuvieran ansiosas en regresar a sus hogares. Para el lunes de mañana el “Operativo Retorno” se activó por parte del Comité, cuando aún los hogares inundados drenaban agua de sus paredes.  Resulta una gran ironía que en estos días distintos actores políticos del departamento han cruzado cuestionamientos adjudicándose un mayor celo por los derechos humanos. Parece que más allá de los discursos electorales, el accionar de las autoridades no es  ni tan “Derecho”, ni tan “Humano”. La situación ha provocado mayor agudeza en el descontento de las familias de zonas inundables y se vienen evaluando una serie de acciones de protesta.  

1 pensamiento sobre “Familias de zonas inundables habrían recibido confirmación de financiamiento para su realojo en San José

  1. Vivo en zona inundable ,calle sauce entre ellauri y zudañez ,x si alguien quiere pasar x acá ,llevo 5 crecientes en 6 años .en todas pierdo algo ,en la grande perdí todo . Cero solución ,una verguenza nuestro intendente ,siempre me autoevacuo .no voy a refugios .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *