Fuerte incertidumbre reina en San José dentro del PN y FA de cara al proceso electoral que comienza

Por Pablo Fernández Acheriteguy

La campaña electoral rumbo a las Elecciones Internas de los partidos ya comenzó. Los precandidatos presidenciales, que vienen recorriendo desde hace meses, ahora empezaron a oficializar sus postulaciones con actos de lanzamiento. En San José el panorama difiere de lo que ocurre en el ámbito nacionales o en otros departamentos. En San José hay más incertidumbres que certezas, al menos en los dos principales partidos de la actualidad.

Si  bien la figura principal de las Elecciones Internas, es la candidatura presidencial de cada partido político, en esa instancia también se eligen las convenciones nacionales y departamentales, que tendrá la tarea de ratificar los presidenciables y tomar postura en las restantes instancias electorales de este proceso.

En las Internas, los diferentes sectores miden sus fuerzas ya no solo para definir su candidato único a la presidencia, sino que también permite lograr el encolumnamiento de los postulantes  la diputación. Ya de cara a las elecciones departamentales del año próximo, serán las Convenciones Departamentales las encargadas de habilitar hasta tres  candidatos a la Intendencia. La importancia de estas Elecciones Internas, es crucial y su incidencia es fundamental para definir ya no solo las candidaturas , sino su éxito o fracaso. Es ahí justamente, donde se evidencia en San José una fuerte inestabilidad e incertidumbre. Esta situación de fragilidad, se agudiza por los posibles acuerdos entre sectores que componen un mismo partido.

Tanto en el Partido Nacional como en el Frente Amplio, el departamento de San José tiene por delante definiciones que podrían resultar traumáticas.  El contexto en el departamento para estas dos fuerzas políticas, permite inferir que no importa como se encaminen las eventuales postulalciones hacia octubre de este año o hacia mayo del próximo, esas resoluciones tendrán fuerte impacto. NO hay alternativa de que esas definiciones transcurran con tranquilidad. Para blanco y frenteamplistas, el futuro es tormentoso.

Falerismo tenso

El herrerismo gobierna el departamento, aislado del otro principal sector nacionalista, Alianza. Hay una fuerte corriente de nacionalistas que están dudando en votar a Lacalle Pou, por discrepar con la gestión que lleva adelante el Intendente José Luis Falero. El falerismo tiene por objetivo ganar la interna, colocar a Falero en el senado, retener la diputación  y en mayo de 2020 lograr la continuidad municipal con la candidatura de la actual secretaria General Ana Bentaberri. Las diferencias internas en el falerismo son notorias y cada vez se hacen más evidentes. El sentimiento que se comparte  es lograr la rotación del diputado, es decir evitar que Ruben Bacigalupe sea reelecto. El primer paso es medirse en las Internas para desplazar al actual legislador que acumula diversos cuestionamientos a su accionar. En esa línea hay dos figuras muy claras: El alcalde de Libertad Sergio Valverde y  el Director de Descentralización Sebastián Ferrero. En diversas consultas con actores políticos se detecta que Falero tiene una clara predilección por Valverde, mientras que Bentaberri se inclina por Ferrero. Pero  hay un problema que todos reconocen, y es lo relativo a la estructura que Bacigalupe ha construido. Baciglaupe ha colonizado la estructura falerista, ya sea por su diputación como por el control en diversas áreas de la intendencia. Reconocen que esa fuerte presencia de Baciglaupe, lo transforma en un hueso duro de roer. Por su parte, tanto Valverde como Ferrero vienen siendo muy cautelosos en no confrontar con el diputado, ni tampoco exacerbar las diferencias entre Falero y Bentaberri. En la interna del falerismo, ya se hacen especulaciones respecto al orden que tendrá finalmente la lista a la diputación en octubre. Se visualiza que Bacigalupe volvería a encabezar la lista, encaminándose a la reelección; en segundo lugar quedaría Valverde y en tercer lugar, Ferrero. Pero en ese escenario se viene manejando que ya habría conversaciones para que Bacigalupe tras ser reelecto sea designado como director de un organismo, particularmente se habla de AFE. Esto dejaría en la titularidad a Valverde, pero en ese plan el actual alcalde de Libertad, tendría un destino seguro en la estructura de la Intendencia. Esto fue confirmado por el propio Valverde recientemente y termina por confirmar la versión que desde hace meses indica que sería designado como Secretario General en un eventual intendencia de Bentaberri. De esta forma Ferrero  terminaría accediendo a la titularidad de la banca en diputados por San José. En ese plan, que parece estar perfectamente detallado, hay varios cabos sueltos. El principal de ellos es nada más y nada menos que el resto del Partido Nacional, por fuera de lo que representa el falerismo. Puntualmente, hay un nombre que condicionaría absolutamente el desarrollo de la campaña electoral en cualquiera de sus etapas: Juan Chiruchi. La pregunta más repetida en este departamento desde hace más de un  año es: “¿Chiruchi se tira?”. Aún hoy no hay respuestas sólidas; versiones hay miles, certezas ninguna. Todo indica que Chiruchi no participará de las elecciones internas. ¿Competirá por la diputación en octubre? ¿o aparecerá exclusivamente en la carrera por el sillón de la Intendencia en mayo 2020?. La aparición de Chiruchi en cualquier de estas instancias provocaría un fuerte sacudón en la campaña. En el falerismo se desata tensión cada vez que se nombra el apellido Chiruchi…

Frente Amplio tiembla

Ya desde el pasado período electoral el Frente Amplio ha sufrido un fuerte descontrol interno. Las gruesas diferencias entre sectores y dirigentes del departamento, llevó a un vaciamiento de la estructura, que es reconocido por los distintos actores. Las batallas internas llegaron a tal punto que la militancia se redujo a una mínima expresión y muchos dirigentes prefirieran tener un perfil muy bajo. Una muestra elocuente de esta degradación es la imposibilidad de sesionar le Plenario Departamental como viene ocurriendo desde hace más de un año. Los sectores comenzaron una reestructura interna que ha sido notoria. Varios dirigentes del MPP, Partido Socialista y PCU, han sido apartados para poder desarrollar esa reorganización que se viene reclamando con insistencia  desde hace largo tiempo.

Esa reorganización ha dejado a varios grupos del Frente Amplio San José en calidad de “intervenidos”, con fuerte injerencia de los ambientes nacionales del frenteamplismo. Este dato no es menor, pues la definición de las eventuales candidaturas a la diputación y ala intendencia, podría ser parte de acuerdos nacionales que prioricen a tal o cual actor político, en desmedro de otro. Fuentes del Frente Amplio han admitido que en lo relativo a la diputación se vienen analizando posibles acuerdos intersectoriales para fortalecer candidaturas en varios departamentos al mismo tiempo. Así por ejemplo el MPP San José podría darle el respaldo a un candidato del Partido Comunista o Socialista, para tener el apoyo a un candidato emepepista en otros departamentos, por ejemplo en Soriano o Florida.  Puntualmente hay versiones que indican que el edil socialista Javier Gutiérrez podría ser parte del acuerdo y lograr que le MPP San José lo respalde. Esto generaría un verdadero terremoto, pues representaría el debilitamiento del actual diputado Walter De León. También hay otra figura terciando  que es el ex presidente del FA San José Pablo Urreta (Frente Liber Seregni), que podría recoger el apoyo del Partido Comunista. Estas son versiones que se vienen manejando fuertemente en el frenteamplismo. En este mar de incertidumbres hacia octubre, indudablemente también tendría gran impacto hacia las municipales del mayo del 2020. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *