Guardavidas rescató a un hombre que se ahogaba en Boca de Cufré

Hizo caso omiso a varias advertencias

La actuación de un guardavidas hizo que un hombre pudiese salir del agua tras perder pié en Boca de Cufré. Esta persona ya había sido advertido del peligro existente.

Las condiciones de viento norte que azotaba la costa el pasado miércoles, hicieron que los guardavidas en Boca de Cufré colocaran la bandera amarilla en señal de precaución al ingresar al agua, en particular en la utilización de elementos inflables. 

De acuerdo a lo informado en un comunicado sobre el hecho, los trabajadores advirtieron que las condiciones del viento era poco habituales, dado que por lo general los vientos de componente norte se dan en la mañana, cambiando en la tarde, cosa que en esa jornada no sucedió. Este hecho genera para los juegos inflables una peligrosidad extra, debido a que por su flotabilidad y liviandad, son propensos a irse hacia aguas profundas, por lo que se recomienda en estos casos no utilizarlos, o en su defecto si se van aguas adentro, no ir a buscarlos.

Particularmente en este caso, un hombre se encontraba con una pelota inflable en el lugar, jugando con ella, siendo advertido por los guardavidas acerca del riesgo existente solicitando que se abstuviera de seguir con su actitud.

Sin embargo y pese a los reiterados llamados de atención, el veraneante hizo caso omiso a los avisos de los guardavidas por lo que continuó con su diversión.

Según el relato de la Asociación de Guardavidas de San José, sobre las 18.30, cerca de la hora de finalización del servicio, un trabajador que recorría la costa en kajak, observó que la pelota se fue hacia aguas profundas al tiempo que el hombre se tiró para traerla de regreso, perdiendo pie en la profundidad, comenzando a ahogarse. La rápida y ágil intervención del guardavidas, salvó al hombre de perecer en las aguas de Boca de Cufré en esta oportunidad. 

Afortunadamente para el bañista, pudo ser rescatado y regresado fuera del agua sin ningún tipo de lesión, por lo que esta persona puede contar el cuento. Desde la Asociación de Guardavidas, se pretende dar a conocer este episodio, para hacer hincapié en la necesidad de hacer caso a las advertencias que los trabajadores realizan, a no utilizar elementos inflables los días de viento Norte y a estar atentos a las indicaciones y al color de las banderas que en cada caseta de guardavidas se colocan, como señal de cómo se comporta el agua y el entorno. 

De la misma forma se recomienda estar alertas ante los cambios en las condiciones de la playa y ante cualquier duda, consultar a los guardavidas apostados en los distintos balnearios del departamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *