Este martes Músico Terapeuta en el ICE: Meditación con cuencos Tibetanos y otros instrumentos

Rossana San Martín Cruxên

Hoy martes 19 de noviembre, a las 17 horas, se realizará en el Instituto Cultural Español de San José (ICE), Terapia Vibracional,  que procura el equilibrio corporal y mental, a través de instrumentos y meditación. Conversamos con el Músico Terapeuta en el ICE, previamente a una exitosa jornada que se realizara también en esa institución.

La Sala Zitarrosa de Montevideo se colmó con 600 personas cuando se hizo una actividad análoga en junio y se efectuó otra el 27 de agosto con mucha convocatoria y participantes de distintos departamentos.

Costo : Socios: $300. No socios: $ 350. Venta en Secretaría del ICE en 25 de Mayo 422,  martes, de 15 a 17h. Whatsapp de Diego: 094 288 443

Instrumentos milenarios sanadores

_ ¿Cuánto tiempo hace que trabajas como músico terapeuta?

_ Tres años, pero hace más de 7 años que trabajo con los instrumentos.

_¿Por qué empleas los cuencos tibetanos y qué rol cumplen en esta actividad?

_ Esos cuencos fueron inventados por los tibetanos y son instrumentos que tienen más de 5.000 años. Llegan a Occidente de una manera muy particular. Un soldado que estaba en la guerra en el Tibet quedó herido y en coma. Los tibetanos lo llevronn a las cavernas (según un relato oral) y cuando despertó del coma, descubre que le pasaban estos cuencos. Êl se desmayó otra vez.  Despertó y les preguntó a través de señas, cómo funcionaban y por qué le pasaban los cuencos tibetanos por el cuerpo. Él se curó y le expresaron que debía irse, que ese era el camino y que volverían a verse. Él volvió y le permitieron acceder a informaciones que estaban ocultas hasta el momento.

“Mi forma de trabajar es conectarme con mi maestro interno”

_¿ De qué materiales son los cuencos? ¿Cómo se procede con ellos para la meditación?

_ Son de siete metales. Cobre, bronce, hierro, estaño, entre otros. Mi forma de trabajar es “conectarme con mi maestro interno”, con mi guía espiritual, con esa voz interior que nos habla a todos los seres humanos. Eso permite hacer las meditaciones grupales o individuales. Me dejo fluir.

Limpieza del aura y liberación de chakras

_Haces sonar los instrumentos…

_Sí. Tengo otros, como el “Gong”, que es un instrumento chino, que tiene las mismas propiedades que los cuencos tibetanos. Quisieron recrear con él, el sonido del Universo, que es el “OM”. Limpia el aura, por eso le llaman “baño de gong”. Después de una sesión uno sale livianito, relajado. También libera los “chakras”[centros o puntos de regulación energética de nuestro organismo].

_¿Qué proceso realizas en la jornada en el ICE?

_ Inicio con una relajación, guiada por mi voz, mientras toco los cuencos tibetanos. Si se mira a la gente parece que no estuviera. Después de la relajación, solo toco los instrumentos durante una hora. Cada cuenco queda vibrando diez minutos después de que se toca.

“Viaje astral”

_¿Tocas sucesivamente varios instrumentos?

_ Uso las siete notas musicales y voy variando. Soy músico, por lo que voy variando de ritmo, de combinaciones. Toco también la “flauta lakota”, originaria de los indios lakota de Centroamérica. Todos estos instrumentos inducen a  la vibración del amor con la que trabajo. Después de tocar los instrumentos, se concluye con “volver a nuestro cuerpo”, ya que la gente experimenta “el viaje astral”. En este te “desprendes” del cuerpo y experimentas vivencias de diferente índole. Unos “viajan” por el espacio, otros por un campo, por la playa…Eso lo hacemos inconscientemente todas las noches cuando dormimos y soñamos. Es muy lindo poder hacerlo en forma consciente. Posteriormente a ese regreso al cuerpo, mediante movimientos lentos, nos incorporamos, nos sentamos, y contamos lo experimentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *