Individuo “desaparecido” se entregaría en horas: Investigación por “estafa” involucraría a agentes inmobiliarios de San José de Mayo

Por Pablo Fernández Acheriteguy

Por estas horas se detonará públicamente una situación irregular que viene dando vueltas con rumores de todo tipo desde hace un mes. Increíblemente  los medios que se muestran tan atentos a “chusmeríos”, por alguna extraña razón nada han publicado a pesar de que los rumores  vuelan. Parece ser algo sintómatico en varios medios locales, ya que es notorio que muchos temas no se abordan, ni siquiera se mencionan. Este sería uno de esos casos.

Desde hace aproximadamente un mes, circula con insistencia la “noticia” sobre la desaparición de un individuo de aproximadamente 40 años, que trabajaba en una conocida inmobiliaria de la ciudad de San José. Este hombre ya había sido protagonista de una situación similar hace un año atrás. En aquella oportunidad solo desapareció por unos días y finalmente volvió. Según las versiones de entonces, se dijo que sufría de un cuadro depresivo por cuestiones económicas.

Ahora, hace un mes atrás volvió a desaparecer. Los rumores fueron más rápidos que las noticias, como ya es costumbre que ocurra en San José. En este caso la situación fue diferente. La policía estuvo enterada desde el principio. Lo que inicialmente se configuraba como una presunta desaparición, rápidamente se transformó en un caso de estafa. La presunta “desaparición” pasó a ser una “fuga”, con paradero desconocido. Pocos días después de la “desaparición”, algunos observadores notaron cierto nerviosismo en el propietario de la inmobiliaria. La situación no era para menos… y con el paso de los días se fue complicando cada vez más.

Las versiones sobre este caso y sus derivaciones se transformaron en “vox populi”. Todas coincidían en algo, se trataba de una situación que involucraba el dinero de particulares que fueron “administrados” por el individuo “desaparecido”. Varias personas que siguieron la evolución de esta caso, señalaron que el propietario de la Inmobiliaria estaría seriamente involucrado en la maniobra irregular.

En estas horas el caso ha cobrado otra dimensión. Fuentes consultadas indicaron que se han presentado medio centenar de denuncias, algo que puede simbolizar la gravedad de la situación. Se pudo saber que la “estafa” involucraría una cifra superior a los 500.000 dólares, aunque algunas versiones indican que se superaría ampliamente ese monto. La empresa inmobiliaria estaba directamente afectada y según versiones el propietario de la firma inició acciones legales contra su empleado desaparecido. Justamente el accionar del agente inmobiliaria habría provocado la “reaparición” de su empleado.

Las versiones marcaban diferentes paraderos del individuo. Unos señalaban hacia España, otro a Argentina e Inclusive a Brasil. También había datos que marcaban Punta del Este como su posible lugar para ocultarse. Pero la gravedad de la situación ha provocado que el individuo se contactara con ambientes policiales, para anunciar que se presentaría para brindar declaración. La policía definió esta acción como que “se entregaría”.

En las últimas horas, diversas fuentes cercanas al caso confirmaron  que el individuo de 40 años que estaba “desaparecido” se presentará en breve,  con asistencia legal, para brindar declaración y aportar elemento para encaminar la indagatoria hacia el propietario de la inmobiliaria.

Ambientes policiales que han venido trabajando en este caso, indican que hay elementos contundentes que explicarían toda la situación y las denuncias presentadas. Hay varias versiones sobre la maniobra que habría desembocado en “estafa”.  Trabajando en los negocios inmobiliarios, se conocía la información sobre los montos de las ventas y los datos de los vendedores. Esta información permitía contactar a los vendedores, para ofrecer un atractivo negocio de “inversión” del dinero obtenido por la venta. La oferta involucraba la entrega de dinero para ser “administrado” por un año, con alto rédito de intereses. Los intereses ofrecidos  eran muy superiores a la oferta formal y legal de las instituciones bancarias. Parecía un “buen negocio”, que venía funcionando a la perfección, ya que alguno de los “inversores” debieron solicitar pequeñas devoluciones del dinero aportado y la recibieron  sin problemas. Pero en determinado momento algo ocurrió que la bicicleteada de dinero se rompió y los problemas se desataron. Los rumores comenzaron a circular con rapidez y finalmente provocó una estampida de “inversores” que se apresuraban a tratar de recuperar su dinero. Al no lograrlo se sintieron estafados y empezaron a caer las denuncias. Hay casos de particulares que “invirtieron” su dinero en este “negocio” por montos que van desde los 40.000 dólares en algunos casos a otros que superan los 100.000 dólares.

Ahora, de un momento a otro se espera la reaparición del individuo de 40 años y comenzará una etapa crucial de este caso, que podría tener serias derivaciones penales. Habrá que esperar algunos días para que se comience a oficializar la información. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *