Insólito: Empresario de Libertad reclamó Declaratoria de Interés argumentando aportes a campañas electorales

Por Pablo Fernández Acheriteguy

El acentuado debilitamiento de la credibilidad en la clase política, arroja diariamente ejemplos que refuerzan esa postura generalizada. Muchas veces se conocen situaciones que solo cosechan el malestar de la población, ya sea generando rechazos directos o fortaleciendo suspicacias. Afortunadamente Uruguay tiene sólida institucionalidad que puede ser monitoreada de diversas formas, principalmente por la opinión pública, que denuncia desvíos y obliga – en la mayoría de los casos – a corregir rumbos.  Muchas veces el funcionamiento institucional muestra fallas que podrían evitarse con simples medidas. Por ejemplo, en tiempos de desbordes tecnológicos, resulta preocupante que las Comisiones de la Junta Departamental trabajen sin grabar sus sesiones o por lo menos recurran a la utilización de taquígrafos para dejar registro de lo que allí se dice. Es verdaderamente injustificable que trasciendan versiones de situaciones irregulares y que no haya un registro oficial – sea grabación o versión taquigráfica – del episodio.

En las últimas horas Visión Ciudadana recibió la versión sobre una situación preocupante en la Junta Departamental durante la sesión de una Comisión. Ante la inexistencia de registros oficiales se debió recurrir al testimonio de los propios participantes. Así fue como tres ediles confirmaron  – con matices – una situación absolutamente improcedente.

Hace ya largo tiempo la Intendencia  insiste con Declarar de Interés Departamental a un taller de la ciudad de Libertad que trabaja en el rubro vehicular. Esa Declaratoria ha sido rechazada , al menos en dos oportunidades por no tener méritos para otorgar beneficios tributarios a ese Taller. En cada caso el Intendente Falero ha insistido con pedir la Declaratoria de Interés. Hace pocos días la Comisión de Legislación, encargada de analizar la solicitud de Declaratoria, recibió al propietario de esa empresa, acompañado de su hija. Primer aspecto de coincidencia entre los tres ediles consultados: El tono de los representantes de la empresa no fue el mejor para un ambiente de este tipo.  Mientras uno de los consultados dijo que el propietario expresó abiertamente su molestia, otro dijo que llegó con una actitud agresiva y otro de los ediles consultados señalaron la prepotencia exhibida por los empresarios que fueron a la comisión.

Otra cosa que ocurrió en esa Comisión, guarda un matiz de mayor preocupación, aunque los ediles marcaron matices en su análisis. Cabe señalar que los tres ediles coincidieron en señalar que  efectivamente hubo mención a contribuciones económicas a ambientes políticos partidarios. Resulta increíble que un empresario que reclama la Declaratoria de Interés Departamental, en plena sesión de la Comisión de ediles, argumente en sus contribuciones de corte político. Resulta inadmisible, pus de confirmarse la declaratoria, sería abrir la puerta a que cualquier empresa decida contribuir con sectores políticos para después ir a reclamar las exenciones tributarias.

Visión Ciudadana consultó al presidente de la Comisión de Legislación Manuel Larrea del que responde al oficialismo departamental del Falerismo, al edil Javier Gutiérrez del Frente Amplio y  a la edila Adriana Etchegoimberri de Alianza Nacional.

Etchegoimberri admitió que quedó atónita al escuchar al empresario referirse a sus aportes económicos a sectores políticos durante su intervención reclamando que su empresa obtenga los beneficios tributarios de la Declaratoria. Etchegoimberri especificó que el empresario hizo especial mención a que en la actualidad ha brindado dos locales de su propiedad “sin cobrar nada” para que la lista 404 (del falerismo) instalara sus comités. “No se da cuenta de la gravedad de lo que está diciendo”, admitió Etchegoimberri que pensó en ese momento.

Gutiérrez, admitió también que el empresario tuvo esa expresión durante la reunión con la Comisión, pero relativizó su gravedad. Gutiérrez dijo que el empresario habló de su contribución económica ( prestar locales sin cobrar alquiler, es claramente un aporte económico), pero que dijo haber contribuido también con el MPP del Frente Amplio. Gutiérrez señaló que esa mención del empresario, fue en el contexto de argumentar su compromiso con la comunidad, así como mencionó sus aportes a eventos libertenses como la fiesta de San Isidro o la de Parque Clausolles. Por su parte Larrea restó importancia al episodio, lo tomó con naturalidad. Larrea reconoció que hubo mención a los aportes del empresario al ambiente político y en especial a prestar locales para montar comités, pero dijo que no hizo mención específica a sector o partido alguno.

En concreto, más allá de los matices señalados en cada uno de los ediles, está confirmado que efectivamente existió mención al aporte de corte económico que el empresario realiza al ambiente político.  Dos de los ediles participantes de esa reunión, admitieron que justamente hubo mención al sector del Intendente Falero. El edil falerista admitió la mención al ambiente político pero rechazó que hubiera señalamiento específico a la lista 404.

La falta de versión taquigráfica o grabación, hace imposible conocer la realidad con exactitud, pero la coincidencia en admitir la mención al ambiente político es contundente. Sin dudas la sumatoria  de este contexto debería llevar a que la Junta descarte de plano otorgar la Declaratoria de Interés a esta empresa. Motivos sobran. Primero porque ya ha sido rechazada anteriormente y desde la Intendencia se ha expresado el malestar con el rechazo de los ediles. Segundo: La Intendencia sigue insistiendo en que se le otorgue la Declaratoria que en definitiva permitiría exoneraciones tributarias tanto por Contribución Inmobiliaria como por la patente de los rodados afectados. Tercero: la actitud del empresario en mostrar su molestia por la negativa con los ediles. Cuarto, por la propia argumentación en esa reunión, donde se destaca la improcedente mención a sus contribuciones a campañas de sectores políticos.

Para terminar se debe señalar que desde hace largo tiempo se ha denunciado que existen fuertes indicios que la administración Falero ha venido utilizando la Declaratoria de Interés Departamental para beneficiar a empresas “amigas” que por la recategorización de suelos, han sufrido un importante incremento en los valores de contribución inmobiliaria que deben pagar a la Intendencia. La Declaratoria de Interés Departamental tiene una reglamentación especial que determina en qué casos puede aplicarse. En el caso de esta empresa la Junta ya había rechazado tal beneficio, por entender que no existían argumentos sólidos. Habrá que esperar que resolución adopta la Comisión para informar al Plenario, si es que ahora descubren que existen méritos para darle la Declaración o si la situación siguen incambiada y se rechaza otra vez.  Por lo pronto, el empresario cometió un grueso error al mencionar sus aportes a campañas electorales para obtener la Declaratoria.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *