APENAS UN SALUDO

Ya la semana anterior enviamos a todos los lectores nuestro mensaje de Navidad, y entiendo que eso también se hace extensivo como deseo para el año 2020 que está a punto de iniciarse.-

El entorno de las fiestas tradicionales generalmente no aportan noticias ni eventos que ameriten comentarios, ya que la gente se encuentra abocada a llevar adelante los encuentros familiares  con las típicas características, que ya indicamos, de las variadas costumbres de ingestiones especiales que a veces nos hacen olvidar de las esencias de los encuentros.-

Pero así es nuestro mundo, y los cambios sólo pueden provenir de lo que cada uno de nosotros aporte para que, como dijera El Principito, “lo esencial sea invisible a los ojos”.-

Nos vamos a tomar un descanso veraniego por lo que durante algunas semanas no estaremos enviando material para su publicación, pero quizás nos sirva para encarar el próximo año algunas variantes que sean de utilidad para engarzar los deseos con las realizaciones.-

Siendo el 2020 además un año especial porque hay un cambio de gobierno nacional y una elección de nuevas autoridades departamentales, seguramente ellos nos servirá para buscar la forma en que podamos colaborar con la intención de esos nuevos gobiernos, pero especialmente para que podamos servir de nexo entre la población y las autoridades.-

Les trasmito a todos  los tradicionales deseos de felicidad y ojalá que nuestros espíritus puedan ensancharse lo suficiente para abarcar en esa felicidad a quienes no nos puedan acompañar físicamente.-

Esc. Carmelo Curbelo Soria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *