Y TERMINÓ LA FERIA

Pasó una nueva edición de la Feria del Libro y la lectura, que ya es un símbolo que marca a San José como un eslabón más de sus características culturales.-

Sin dudas que es buena cosa que no se escatimen esfuerzos para lograr que se acreciente la necesidad de leer y se valoren sus resultados en la vida.-

Y próximamente  habrá oportunidad de destacar cosas y resultados positivos de esta Feria en particular, especialmente en aspectos históricos.-

Por eso es bueno también hacer los balances que logren rescatar los efectivos resultados en concordancia con las inversiones económicas y los esfuerzos humanos que se realizan.-

En lo que me es personal, también realizo algunas reflexiones, ya que me correspondió una participación intentando trasmitir el sentido de un balance entre dos aspectos necesarios que forman parte de la historia de los pueblos: el Derecho y la Religión.-

Para que no se confunda nadie, siempre aclaré que no se trata de un tema religioso, sino de los elementos que conforman parte importante de la cultura de cualquier nación.-

Cuando llegó a mis manos el programa definitivo de esta feria ya preveía que las posibilidades de público estaban acotadas por dos motivos: por un lado porque físicamente estaba relegado a un lugar alejado del centro de actividades de la Feria; y por otro lado porque se superponía con muchas (demasiadas) actividades a la misma hora.-

Mi opinión  en este último aspecto ya lo he manifestado en notas anteriores y lo he trasmitido oralmente a los organizadores, y sigo creyendo que se trata de un error harto repetido porque el público debe realizar opciones que le obligan a dejar de lado eventos que quisieran compartir.-

En mi caso, por ejemplo, descubrí que frente a un tema de índole filosófico, humano, o más espiritual, tenía más éxito la temática de la violencia de grupos guerrilleros o el recuerdo de mafiosos de fama.-

Pero me permito destacar lo positivo: las presencias que me acompañaron en la temática elegida: abogados, integrantes del Club de Leones a quienes acudí para su auspicio ante la negativa de la filial de Escribanos (de la que soy socio) para su patrocinio, y algunos vecinos interesados en el tema.-

Es de destacar la presencia especial de un grupo de Escribanos de la Capital que acompañaron a la Presidenta de la Asociación de Escribanos del Uruguay Esc. Ana María Ramírez; y en el aspecto religioso algunos evangélicos.-

Por cierto que, frente a ello, son destacables también las ausencias, tanto de los colegas maragatos como de la propia Iglesia Católica, y (me duele decirlo) quizás esta última ausencia pueda ser parte de la explicación del descenso de feligresía que constatan las encuestas.-

No obstante, más allá de  los lógicos “cimbronazos” que se sienten en el cuerpo y en el alma, mi tenacidad puede que todavía me mantenga un tiempo más ofreciendo esfuerzos solidarios, al amparo de la letra de un famoso tango que dedico a  los ausentes: “Si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo; acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo; pa` ayudarte en lo que pueda, cuando llegue la ocasión”.-  

                               Esc. Carmelo Curbelo Soria

ACTO RECORDATORIO

La familia Onrrubio programa un acto recordatorio para el próximo viernes 27 de setiembre, al cumplirse seis meses desde el día en que Micaela fue vista con vida por última vez.-

Seguramente se habrá de informar sobre el proceso judicial, en el cual el imputado fue formalizado y recientemente se aprobó una nueva prórroga a fin de que la Fiscalía complete la recolección de datos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *