Playas del departamento vuelven a estar en óptimas condiciones

Por Julio Barnada

Después de la bandera sanitaria

La bandera sanitaria fue la protagonista en parte del fin de semana en las playas del departamento ante la presencia de cianobacterias. Este lunes se informó que las costas están libres de las algas y se puede nuevamente utilizar las playas sin problemas.

La Agrupación de Guardavidas de San José comunicó en la jornada de ayer, que las costas de nuestro departamento retomaron su actividad habitual tras comprobarse que las aguas se encuentran ‘limpias’, sin presencia de las algas que fueron las protagonistas del fin de semana.

Cianobacterias se hicieron presentes este fin de semana en las playas del departamento, lo que originó que los guardavidas debieran enarbolar la bandera sanitaria, la amarilla e incluso la roja, de acuerdo al incremento de la presencia de las algas en algunas playas puntuales del departamento. En distintas cuentas de redes sociales, se pudieron apreciar fotos y videos con la presencia de las algas que complicaron a los bañistas que se acercaron a las playas de nuestro departamento, e incluso del departamento de Colonia donde también se verificó el fenómeno.

Por supuesto que la incursión de las cianobacterias, hace que se deba tomar precauciones a la hora de meterse al agua, dado que no se recomiendan los baños ante este fenómeno debido a algunos inconvenientes de salud que puedan ocasionar. De todas formas, la bandera sanitaria no impide el hecho de meterse al agua, pero indica precisamente esa alerta. De acuerdo al volumen que se registró, hubo que mostrar la bandera amarilla, también en señal de alerta, y hasta la roja, para evitar que las personas ingresaran al agua, que como se pudo observar en las redes, en algunos casos mostró un verde bastante intenso con una presencia muy densa de algas.

A través de su página de Facebook, la Agrupación de Guardavidas de San José hizo una recomendación a propósito de las banderas y el caso que debe hacerse a estas señales para evitar cualquier tipo de inconvenientes, no solo por este hecho puntual de las cianobacterias, sino por cualquier otros episodios que puedan ocurrir, como el que trascendió la semana pasada cuando un bañista debió ser rescatado al hacer caso omiso a las reiteradas advertencias de los trabajadores.

Los guardavidas trabajan en Kiyú y Boca de Cufré de 9 a 13 y de 15 a 19 horas, mientras que en Playa Pascual, Villa Olímpica y Picada Varela, de 10 a 13 y de 14 a 19 horas. Se recuerda que ante cualquier emergencia en las playas, deben recurrir de inmediato a los guardavidas apostados en cada una de ellas. 

En las piscinas del Parque Rodó, Ecilda Paullier, Rodríguez y Libertad el horario de los trabajadores es de 8 a 12 y de 15 a 20 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *