Por Natalio Negrín

Lamentablemente se terminó la Copa América para la selección de Uruguay. Tempranamente cuando todos teníamos las expectativas que al menos se podrían jugar los seis partidos, el máximo de juegos que se dan en cada Copa. No se pudo por la vía que muchas veces a Uruguay le sentó muy bien, los penales. El selección compatriota hizo todo el gasto en los noventa minutos para ganar el partido, no le pesó para nada el ser protagonista. Dominio de principio a fin, desde el minuto cero hasta el minuto noventa un solo equipo en la cancha. En un primer tiempo donde le costó un poco a Uruguay adaptarse a lo mejor a la alta temperatura que existía en Salvador de Bahía. Pero luego que se plantó en campo rival generó situaciones no muy prolijas en la primera mitad. Un gol anulado mediante el VAR, bien sancionado por fuera de juego de Nandez en el arranque de la jugada dejó malhumorado al seleccionado Celeste. No se tuvo mucha claridad en ese primer tiempo, y no hubo esa jugada que muchas veces se generan Suárez y Cavani para desnivelar en el partido. Se fue el primer tiempo sin goles, con Uruguay plantado en terreno rival, con presión alta. Mismo inicio de complemento los Celestes frente una selección que no atacaba nunca, amarrete totalmente con su planteo. No piso el área en todo el segundo tiempo Perú, ni si quiera inquietó con una pelota quieta. Con el pasar de los minutos se buscaron cambios, el ingreso de Torreira por Nandez liberó mucho más de DeArrascaeta que jugó más cerca de Cavani y Suárez, allí también la presión de los volantes fue determinante. Esos minutos fueron los mejores de Uruguay, donde volvió aparecer el VAR y despertó mucha polémica. Dos goles anulados por fuera de juego que si los son, son realmente milimétricos. El primero a Cavani el más fino de todos, y donde en una toma parece off-side, pero en otra toma no lo está, incluso con la señalización que marca el VAR. El tercero gol anulado, el segundo polémico fue a Suárez, que esta vez la rodilla derecha parece estar ligeramente por delante de la línea, pero reitero es milimétrico. Deja la sensación que el tanto de Cavani pudo ser convalidado, que estaba en la misma línea y si está habilitado es por el brazo que no se toma en cuenta para marcar el fuera de juego. Luego se generaron muchas oportunidades, cantidades interminables de situaciones de gol, de pelota quieta, pero no quiso entrar. Si puedo generar alguna otra variante sobre todo en los minutos finales para buscar otra alternativa, el caso de Rodríguez o Pereiro. Uno se imaginó que perfectamente los últimos diez minutos más descuentos Jonathan Rodríguez le pudo dar apertura de juego al equipo. Pero es muy difícil levantar desde lo anímico cuando estás haciendo el gasto, vas y vas, te anulan tres goles, volver a buscar otra vez, el rival no propone nada desde el aspecto ofensivo, pero te desgastas y no podes entrarle.  De esa manera se fueron los noventa minutos, y a los penales tuvimos que llegar. El primer penal fue el determinante en la serie, marró el que nadie imaginó que podía errar, falló Luis Suárez, ataja el portero Gallece. Luego de ahí ejecuciones perfectas de uno y de otros. Lamentablemente Muslera no se pudo quedar con ningún penal, estando muy cerca del último que remato Flores. Eliminación y desilusión, es que Uruguay llegaba sin dudas como uno de los favoritos al certamen continental. Se va invicto donde jugó cuatro partidos y en tres no recibió goles. La polémica del VAR es sin duda uno de los temas más excluyentes de la eliminación de nuestro seleccionado, reiteramos la fineza del gol anulado sobre todo el de Cavani. Cero reproches por lo mostrado en la Copa América, Uruguay en los cuatro partidos fue protagonista, y en los cuatro mereció el triunfo. En dos se dieron, en los otros dos se empató, y los penales nos dejaron afuera antes de lo previsto. No creo que sea un fracaso, a lo mejor como si los fue la Copa América Centenario donde no pasamos la primera fase. Pero quiero manifestar también algunos apuntes que a nuestro entender no son para nada menor, de un proceso muy bueno de Tabarez, con muchos puntos altos, reconocido a nivel mundial, pero a lo mejor sin el éxito deportivo que puedo tener esta generación. El maestro volvió a colocar a Uruguay en el top de las selecciones mundiales, como hacía años, décadas que no sucedía. A todos nos queda en la memoria la Copa América de 2007, donde se estuvo a un penal de eliminar a Brasil y jugar la final. Pero esa Copa América fue el punta pie inicial. El armado de un grupo sólido para ser cuartos en el Mundial de Sudáfrica 2010, que si hubiera existido el VAR a lo mejor nuestra suerte era otra, (como porque no haber jugado una final del mundo), fue uno de los puntos altos del proceso, que continua con la obtención de la Copa América en 2011. Pero el camino siguió siendo muy duro con este proceso, no nos olvidemos del único caso en el mundo del fútbol que se actuó de oficio y tan duramente con un jugador, como el caso de Suárez en el Mundial de Brasil en el 2014. Uruguay era protagonista con Suárez no me cabe duda, nos sacaron del Mundial. Si llega el fracaso de la Copa América en 2017 en Chile bajo un escándalo, por el suceso Cavani-Jara, que lastima que no se actuó tan drásticamente de oficio con el jugador Chileno como si se hizo con Suárez. Seguido del papelón mayor de este proceso que fue la Copa América Centenario donde en dos partidos quedamos eliminados. El mundial de 2018 también se tenía esperanza de definir, nos topamos con quien a la postre fue el campeón del mundo, en un partido raro. Desde ahí a Tabarez se le pidió recambio, hizo recambio aparecieron Bentancur, Valverde, Torreira, Laxalt, Sarachi, Jonathan Rodríguez, De Arrascaeta, Gómez, entre otros. También se pedía que se juegue con un diez, y allí ingresó De Arrascaeta. Pero nada sirve, se sigue criticando un proceso ejemplar, es verdad los Uruguayos queremos logros, que puede llegar en cualquier momento.

Uruguay quedó eliminado de la Copa América por panales ante Perú

El fuera de juego que se le sancionó a Cavani. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *