“Posición adelantada”: Policía de San José notificó a vecinos de zonas inundables que no pueden cortar rutas o calles

Por Pablo Fernández Acheriteguy

 Sorpresivamente, desde la Jefatura de Policía de San José, se notificó al movimiento de familias de zonas inundables de la ciudad de San José de Mayo, que no pueden proceder al corte de rutas en protesta por la falta de soluciones a la problemática de las inundaciones. La notificación policial, que fue entregada por personal del área de Investigaciones, a uno de los voceros del grupo, Adan Castro. Según se pudo saber, la policía rastreó la ubicación de Castro para lograr entregarle la notificación. La información fue confirmada por los propios vecinos en el programa “Opinión Pública” que comenzó a emitirse este viernes desde Visión Ciudadana. Los vecinos vienen reclamando soluciones definitivas a las autoridades tanto nacionales como locales, a los impactos que recurrentemente tienen los desbordes del río San José sobre una amplia zona de la capital departamental. Los vecinos, que ya tienen avanzando el trámite para conformarse como una asociación civil que llevará por nombre “Inundados – Manos Unidas”, vienen movilizados y protestando por la falta de efectividad en las iniciativas oficiales. Admiten su cansancio por la falta de soluciones y las continuas dilatorias de las autoridades. Con énfasis han advertido públicamente que recurrirán a duras protestas con cortes de rutas, encadenamientos en la entrada de la Intendencia y hasta con marchas, pero también anunciaron que cuando se produzcan nuevas inundaciones, irán con todas sus pertenencias hacia la plaza 33, para que la población cobre real dimensión del drama que viven miles de personas. La notificación policial, llega sin ninguna actividad que lo ameritara, sino con el simple anuncio de las eventuales medidas de protesta. Indudablemente, los vecinos tomaron esta notificación policial como una presión más a su movilización. Resulta vergonzoso que la policía, formalmente, intervenga anticipadamente en este tema. Los propios vecinos, mostraron su sorpresa, porque en realidad son conscientes de que no pueden interrumpir la circulación vehícular en las rutas, su idea es enlentecer el tránsito, quizá ocupando media calzada. En esa línea también llamó la atención que previo a la anticipada notificación, no hubiera un contacto verbal con los vecinos organizados. No, directamente se dispone de recursos humanos y materiales de la Policía para ubicar y notificar a un de las caras visibles de este grupo. De cualquier forma, los vecinos admiten que no se amedrentarán.

La  notificación firmada por el jefe de Investigaciones, Richard Hernández señala en su carátula: “En el día de la fecha se notifica que de acuerdo a la Ley N° 19.315 del 18 de febrero de 2015 (arts. 1,2,3) en la cual establece normas generales para que el Ministerio del Interior preserve el uso público de las calles, caminos o carreteras, cuyo tránsito se pretende obstaculizar o interrumpir por personas, vehículos u objetos de cualquier naturaleza, estableciendo la comunicación en forma inmediata de la actuación a la justicia…”. La “Notificación” de la policía a las familias de zonas inundables, venía acompañada con el decreto presidencial, firmado por Tabaré Vázquez en 2017,  que otorga potestades al Ministerio del Interior para impedir los cortes de rutas o calles. Hay una pregunta que se impone: ¿Es necesario que la Jefatura de Policía de San José intervenga notificando a vecinos que simplemente declararon en medios que estaban dispuestos a cortar calles o rutas para que los ambientes políticos adopten soluciones al triste problema de las inundaciones?. Resulta muy curioso que en un departamento donde la policía parece estar distraída en muchas cuestiones delictivas, se preocupe por notificar a vecinos que solamente se están organizando para reclamar a la clase política que se dejen de dilaciones, mentiras y demagogia para encontrar soluciones definitivas a un drama social que golpea duro a miles de personas. Todo indica que la policía debe tener tareas mucho más importantes que atender, sobre todo si se observa que no se trata de un reclamo polémico. Estas familias simplemente protestan por un problema crónico e histórico en San José, que no alcanza acciones serias de las autoridades. “La policía que se dedique anticipar, prevenir y reprimir el delito”señalaba el comentario enviado por un vecino, que ni siquiera vive en zonas inundable. Parece lógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *