“Puerto Príncipe”: Importante y silencioso operativo antidrogas tuvo fuerte impacto en San José de Mayo

Por Pablo Fernández Acheriteguy

En los últimos días se conoció un importante operativo policial que incautó la friolera de 430 kilos de cocaína que eran transportados por tierra por un convoy de dos autos y un camión que llevaba camuflada la carga clandestina. Lo vehículos habían salido de Young y llegaron al sur del país cruzando San José  por ruta 1, en la zona de Santiago Vázquez en la entrada de Montevideo, fueron interceptados.  Según lo que ha trascendido, desde el Ministerio del Interior se venía monitoreando esta organización de narcotráfico  desde hace varios meses con vigilancias discretas y hasta con escuchas telefónicas.  El viernes pasado se dieron las circunstancias para activar procedimientos. De esta forma el primer paso del operativo “Puerto Príncipe” logró detener los dos automóviles y el camioncito que llegaba a Montevideo. Allí detuvieron a cuatro ciudadanos colombianos y un uruguayo que transportaban la droga, pero también, se desataron allanamientos y registros en diferentes puntos del interior. Los ciudadanos colombianos viajaban en autos que  custodiaban al camión. El conductor del camión era uruguayo, y las primeras versiones indicaban que era maragato. Durante sábado y domingo los operativos se precipitaron en varios puntos.  En San José aterrizaron el sábado de noche en pleno centro de la capital departamental. Otras cinco personas fueron detenidos, por lo menos uno de los nuevos detenidos también sería maragato. Se procuraba localizar un automovil alquilado que también estaría vinculado a la maniobra narco.

El sábado sobre las 21 horas, algunos vecinos de San José, vieron un fuerte operativo policial en la zona de calles Larrañaga y 25 de Mayo. Policías de particular, pertrechados con armas largas, revisaron el estacionamiento de la empresa fúnebre Bacigalupe y la casa contigua donde vivía un miembro de la familia funeraria con directa participación en la maniobra de movilizar la cocaína.  Allí  fue localizado uno de los automóviles que se vinculaba a la maniobra. La policía de la Dirección Antidrogas, sin coordinación  previa con la policía local como es habitual, sorpresivamente llegó a la empresa fúnebre de la ciudad de San José. Las escuchas telefónicas ya había señalado ese lugar como clave para la búsqueda. El automóvil hacía varios días que estaba en el estacionamiento de la empresa fúnebre, pero horas antes del operativo fue estacionado en las cercanías. Uno de los detenidos con un rol protagónico en esta maniobra, es un conocido maragato con algo más de 50 años y varios antecedentes penales.  

En el camión detenido el viernes se incautaron 430 kilos de cocaína que  tiene un valor de casi cuatro millones de dólares. Los investigadores estiman que la droga salió de Bolivia, llegó a Uruguay para ser enviada a Europa; las autoridades estiman que el valor de este cargamento en Europa puede rondar los 17 millones de  dólares. La venta al menudeo en Europa, es decir ya fraccionada para consumo, alcanzaría una recaudación de 40 millones de dólares. En los siguientes procedimientos del fin de semana se incautaron  tres pistolas 9 milímetros, un revolver calibre 38, unos 50 mil dolares, una veintena de celulares y cuatro automóviles. La policía trabaja sobre la hipótesis de que se trata de un organización que ya venía operando en el país y que ahora fue desbaratada. Se continúa profundizando en procura de detectar otros partícipes de esta maniobra.Las derivaciones de la “Operación Puerto Príncipe” pueden continuar y tener nuevos impactos en el departamento de San José. Uno de los episodios que se ha vinculado a esta organización criminal fue el intento de robo registrado en el Aeroclub de San José la semana pasada. Al parecer allí se trabajó desde los techos para desactivar alarmas y sensores, procurando entrar al hangar con la finalidad de robarse una avioneta.  El intento se frustró porque casualmente esa nave había sido retirada hacia otra estación para realizarle mantenimiento. Se cree que el intento de robar la avioneta tenía por finalidad trasladar droga y evitar el transporte terrestre. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *