La cita de hoy

“El escritor uruguayo Juan Carlos Onetti, murió lejos de su país, en Madrid, un día de mayo de 1994. Ya estaba cercano a cumplir los 85 años y se había convertido en un escritor de fama internacional. Ya era ‘Onetti’, al no estar más su esposa Dolly, que siempre lo llamó Juan, y no estar más Idea Vilariño que lo nombraba ‘One’, y ninguno de sus viejos discípulos, será definitivamente y para siempre ‘Onetti’.” ANA INÉS LARRE BORGES / Uruguaya / Crítica y ensayista literaria.

“Ganarás el pan…”

Cuando la humanidad fue expulsada del Paraíso, se le hizo saber que de ahí en adelante… “ganarás el pan con el sudor de tu frente” y “parirás con dolor”. El tristemente recordado recluso ‘Betito’ Suárez, le descontaron en su momento el tiempo de cárcel, ¡por hacer yoga! Realmente no es la excepción el redimir la pena por estudio o trabajo. Ha habido caso muy variados: salieron antes de tiempo por practicar basquetbol o jugar al ajedrez. Además del estudio y el trabajo, que están constituidos como ‘méritos’  para el descuento de las penas. Ahora cabe plantearse, todo ciudadano fuera de la cárcel debe buscar trabajo y si tiene éxito en conseguirlo, debe trabajar para ganarse el pan, para sí y para su familia ¿Por qué entre todos los ciudadanos les debemos pagar la manutención y los servicios de salud? Es lógico que son derechos inalienables, con los cuales el Estado debe cumplir. Pero, también es muy lógico, que el recluso trabaje, para distribuirlo entre su familia y su estadía en la cárcel ¿Por qué debe vivir a ‘upa’ del Estado? El Estado sí le debe proporcionar formación laboral, apoyo psicológico o psiquiátrico permanente. El estudio, el trabajo y el deporte, deben ser elementos fundamentales de superación personal  del encarcelado. Los parlamentarios deben asesorarse, estudiar y aprobar leyes que dejen sin efecto que habilitan rebajar la pena que el Juez consideró justa para el delito que cometió y que se ve desvirtuada en la actualidad. Es imprescindible hacer una sociedad con ciudadanos responsables de sus actos y salir de la condición insana de ser mantenidos por el Estado. Es decir, por todos los ciudadanos que aportan sus impuestos. No es justo por donde se lo mire.

Parapente trágico

Un argentino aventurero soñaba realizar un itinerario continental y sustentarse a partir de los ‘vuelos bautismos’ en su parapente, a efectuarse en cada lugar geográfico donde fuera. Hace algunas semanas, llegó al balneario La Pedrera en el departamento de Rocha. Allí, los turistas interesados en tener la excitante experiencia de realizar el ‘vuelo bautismo’ con un instructor, tuvieron la oportunidad de hacerlo. Llegó el momento en que una señora logró ascender con el parapente y acompañada por el instructor y dueño del equipo. Luego de unos minutos, el parapente y sus ocupantes cayeron al océano. Allí la mujer pudo destrabar su arnés, pero el instructor argentino quedó trabado. La mujer intentó ayudarlo, comunicándole que destrabara su correspondiente arnés. Al final no lo pudo hacer y desapreció en las aguas y a los pocos días fue hallado por las autoridades que realizaron la búsqueda afanosa. La mujer que había abonado el vuelo, era una gran nadadora y pudo lograr acercarse a la orilla, siendo ayudada al final por gente que se había acercado, ante el insuceso. Una de las preguntas que caben, es qué prevee el digesto municipal de Rocha, en cuanto al control técnico de la idoneidad del Instructor y el estado funcional del parapente, en este caso considerado.

Las chirolas del Código de Proceso Penal

La mejor fórmula, si la ciudadanía mira sus resultados prácticos, de burlar a la sociedad en su conjunto, es el instituto del ‘proceso abreviado’. Donde delitos de todos los colores, tienen una pena que son ‘chirolas’, en relación a la pena original que el Código estipula, cuando entre el Abogado Defensor y el representante del Ministerio Público (la Justicia) llegan a un acuerdo. Un acuerdo siempre beneficioso, para los intereses del delincuente. Desde el sistema político, con el poco tiempo que le pueden dedicar en estos momentos de campaña donde todos los motores están encendidos y rugientes, ya se buscan modificaciones a algunos artículos relacionados con la situación mencionada, en el sentido de respetar los tiempos cronológicos consignados en el mencionado Código. Por ahora, es ¡un viva la Patria!

Voto epistolar

Es un dato de la realidad que en el año 2014, el 67% de la población uruguaya votó en contra del voto epistolar ¿Hay que volver a consultar a la ciudadanía? ¿O tal vez, buscar mejorar el planteo o considerar otra modalidad, como lo es el voto consular? Hoy, con la campaña electoral donde los candidatos y sus correligionarios ya están parados en los pedales, es prácticamente imposible detenerse con serenidad y profundidad, para tratar un tema que no es nada menor, para los que estamos radicados en Uruguay y nos corresponde estar alineados con los impuestos que nos comprenden a todos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *