Punto y coma

La cita de hoy

“Nuestros niños sufren de soledad y especialmente los adolescentes que quedan solos, ya que sus padres trabajan todo el día. Buscan refugiarse con amigos y hasta novios, otros chicos que están en su misma situación, buscando el afecto que no encuentran en sus casas. Buscando comprensión. Alguien que los escuche. Alguien con quien compartir lo que les sucede o un consejo, una orientación. Corriendo muchas veces, el riesgo de juntarse con barras de amigos, que luego los llevan por caminos errados.” MAESTRO ROLLAND / Uruguayo / Humanista.

Uruguay de primera

En líneas generales, el último acto eleccionario del 27 de octubre, fue una demostración palmaria de la robustez republicana de nuestro país. Demostración que empalidece a no pocos países de América y naciones extracontinentales. Señales destacables son las que no hubo partidos políticos ni candidatos proscriptos, la presentación de más de diez partidos políticos a la contienda electoral,  la publicidad no tuvo la presión de una ‘Comisión de Censura’ que decidiera lo ‘permitido’ y lo ‘denegado’ de lo hablado o escrito., que el Senador Mujica y su señora la Vice Presidenta y Senadora Lucía Topolansky, pudieran estar en la rambla de Montevideo, repartiendo listas sin guardia de seguridad cercana. También el saludo de algunos candidatos presidenciales, cuando se cruzaron en el marco de sus respectivas campañas electorales o caravanas de partidarios de distintos partidos políticos, que ocasionalmente se cruzaban sin incidentes mayores. Finalmente, sin denuncias de ningún partido político, en relación a un eventual fraude electoral o irregularidades gruesas en el funcionamiento de las mesas electorales o los casos de ex guerrilleros o el militar, que respectivamente eligieron el camino de las urnas, en lugar de los asaltos, secuestros, torturas, asesinatos o atentados a la democracia con golpes de estado cívico y/o militares. Hechos puntuales de irresponsabilidad cívica, no empañan la manifestación de la ciudadanía y de los candidatos postulantes en la primera ronda de las elecciones nacionales.

Fascistas en las elecciones nacionales

No fue el único episodio, pero como para muestra basta un botón, importa reflexionar sobre las fotos virales de varios jóvenes ciudadanos (hombres y mujeres), que demuestran que ellos sustrajeron de algunos  cuartos secretos y posteriormente las exhiben o directamente aparecen rotas o tiradas, gran número de papeletas por el SÍ a la reforma constitucional propuesta en relación al tema de la seguridad interna en nuestro país. La reforma planteada se encuadró dentro del juego electoral aceptado por el orden jurídico-electoral, vigente en el Uruguay. Estos jóvenes en las redes sociales y antes, cuando efectivizaron sus vandalismos, demostraron su veta fascista y espíritu de intolerancia ante los que pensaban distinto. Distinto sí, pero presentándose ante el veredicto de las urnas, una de las máximas instancias de expresión republicana.

Ciudadanos habilitados para elegir autoridades

Uruguay entero se debe un debate, donde todas las ópticas y enfoques, se pongan sobre la mesa: el ángulo filosófico, ético, sociológico, científico y político. Es verdad que los privados de libertad están impedidos de votar. Filosófica y éticamente, pero lamentablemente impracticable, apoyo la postura de negar el voto a los ciudadanos en libertad, pero que son malos padres, malas madres o malos hijos con sus padres mayores, los estafadores o con reiterados hechos de violencia doméstica (hacia su pareja, su ex pareja, hijos o padres ancianos), los que engañan  a sus respectivas parejas. Moralmente, en su más alta expresión, no están habilitados para elegir un candidato a ningún cargo efectivo, que derivará en la incidencia directa en la vida por cinco años, de toda la ciudadanía. Uno de los varios debates, como acabo de señalar, es el científico-filosófico-moral, para dilucidar si hay condiciones reales de discernimiento (una de las exigencias a la hora de elegir el destino político de un país), a través del voto. Hay que estudiar los casos de discapacidades intelectuales o mentales, sin menoscabar todos los demás derechos a los que son merecedores como seres humanos. Un caso lamentable y polémico, fue el ‘voto observado’ de un joven en un circuito de Canelones. La observación se sustanció porque el joven presentaba síndrome de Down. El hecho llevó a la madre del joven, a elevar una denuncia a la Corte Electoral. Hay que precisar que el joven cursa en la actualidad 5º año de Secundaria, de lo que se deduce primariamente, su capacidad de discernimiento, que le permite como consecuencia, elegir entre los candidatos presentados en la jornada de elecciones nacionales del 27 de octubre.

Lando Buzanca

En nuestra época de mozalbete, el actor italiano Lando Buzanca, con perfomance de medio pelo, caracterizado por sus películas sin ninguna estrella en las categorías establecidas por la crítica de cine. El personaje tenía una esposa llamada Katorcha, mujerona amplia, con su no menos de 140 kg de humanidad. Lo que sí  distinguía al personaje de Buzanca, no eran su histrionismo o su llamativa consorte de apariencia grotesca, que con torpeza subía a un carruaje de la época del Medioevo. Su sello distintivo era que el personaje poseía, gracias a la naturaleza y sin operaciones mediante, tres testículos. Hecho que lo transformaba prácticamente sin proponérselo, en un ‘supermacho’. No se puede confirmar que en el caso del actual Intendente de Colonia, haya la misma causal. La prensa dio a conocer sus audios de comunicación telefónica, esta vez con una Edila de su propio partido. Lo que transparentó en primer lugar, es ‘lo macho’ que se cree a través de sus aventuras más que amorosas, pasionales. Como nadie en Uruguay va preso por deslices de esta índole, es muy posible que por décadas haya tenido esta actitud deshonesta, pero sin configurar ninguna causal legal. El centro de este episodio y su gravedad, es su desempeño de una política de cuarta y no su rol de ‘macho alfa’. Lo que indigna son las pasantías que a lo largo de los años, muy posiblemente facilitó que ingresaran por la ventana, a formar parte de la plantilla del Gobierno Departamental de Colonia, a cambio de favores sexuales ¿Cuántas salvaron la prueba apasionada a las que las sometía el Intendente de Colonia? Es un misterio para Agatha Cristie o para Hitchkock.

Ruta 66

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *