La cita de hoy

“El MNI o Método Natural e Integral es el legado al magisterio que dejó la Mtra. Cledia de Mello (1929 – 2012). Hablamos de un sistema pedagógico muy eficaz, según numerosos docentes de Primaria y también polémico en tanto una forma diferente de promover el aprendizaje en Primaria, sin evaluación de notas y basado en la forma natural de aprender del ser humano, enseñando el alfabeto en correspondencia con su organismo.” CINTHIA SOCA / Uruguaya / Periodista.

Voto robado

Confesión pública: fui uno de los ciudadanos a quienes se les anuló el voto en el escrutinio primario. En consonancia a las declaraciones a la prensa por parte del Dr. Jorge Chápper, en su calidad de integrante de la Corte Electoral de San José, erróneamente y sin intención previa presumo, a quienes votamos al mismo lema (mismo partido), pero distintos sectores a lo departamental y a lo nacional, ¡se nos anuló el voto en el escrutinio primario mencionado! Ahora bien, en el escrutinio definitivo realizado por la Corte Electoral, organismo que detectó la anomalía, ¿en conclusión, fueron validados?

Michelle Bachelet a la altura de una estadista

La Alta Comisionada de Naciones Unidas (ONU), Dra. Michelle Bachelet, de clarísimo cuño izquierdista, dadas las injusticias cometidas por el tirano chileno Gral. Pinochet contra su propia familia, comenzando por su propio padre, emitió recientemente un Informe sobre la situación de la dictadura corrupta de Venezuela. Asesinatos, secuestros, juicios sumarios, torturas,  mordaza a la prensa no sumisa y ataque agresivo a muchos estudiantes y frente a todo ciudadano que se oponga al gobierno de Nicolás Maduro, fueron consignados sin temblarle la mano. No hay mejor cuña que la del mismo palo. La ideología embreta y enceguece. La Dra. Bachelet tuvo el nivel de una estadista, al señalar lo evidente e indesmentible. Acaso, ¿hay alguna potencia extranjera que domine las mentes del Pte. Maduro y su camarilla cívico-militar enquistada y prendida a las mieles (amargas para el pueblo) de la corrupción, que los obligue a ejercer el poder con despotismo y de manera sanguinaria?

“El que rompe paga”

La cara hipócrita de nuestra sociedad actual, sonríe indiferente y no le importa si el que ‘rompe’ paga o no paga siempre, sin excepciones. En un supermercado céntrico de San José de Mayo, una señora de 61 años es sorprendida por algunos empleados, en el momento que roba mercaderías. Luego del arresto ciudadano y puesta a disposición de la Justicia, el Ministerio Público y Fiscal dispuso la ‘libertad’ de la detenida. En otras palabras, cualquiera puede intentar robar… ¡que no pasa nada! La pregunta ciudadana espontánea es: ¿existe benevolencia en la Justicia o es que el Código Penal no habilita?

Entre Siria e Italia

Hace pocos años se escapa un sirio con muletas de una cárcel uruguaya. Hace pocas semanas lo hacen cuatro reclusos internacionales desde Cárcel Central, con Rocco Morabito a la cabeza, un alto jefe de la mafia italiana, quien esperaba su extradición. La corrupción policial existe. Asumirla por las fuerzas políticas, sociales y sobre todo por el Ministro del Interior, constituirá un buen principio para su combate. Combate que minimizaría los episodios bochornosos a nivel internacional, como el acaecido en dicha cárcel, situada en pleno centro de Montevideo, la capital del país. Ante una vigorosa reacción diplomática de Italia y la posición ‘off side’ y ridícula en que queda Uruguay, tomada por la prensa internacional. En el mundo no hay país con ‘corrupción cero’. Por lo tanto, Uruguay debiera aprobar leyes y decretos reglamentarios, con asesoramientos especializados nacionales, desde los tres Poderes del Estado y de organizaciones sociales que compartan ideas potentes, así como el asesoramiento internacional. Es decir, la corrupción al ser un fenómeno global, ya hay experiencias de gobierno al respecto. Informarse de las positivas, estudiarlas y considerar la posibilidad de adaptarlas a la realidad uruguaya. No sólo a la realidad de las cárceles, sino en todos los ámbitos del Estado sin excepción y en todos los niveles de Gobierno: desde las Alcaldías, Gobiernos Departamentales y Gobierno Nacional, entes autónomos y descentralizados. Hincar el diente en las cárceles nacionales, es dar un paso fundamental, en el momento de enfrentar a la corrupción que hoy manda. Manda pasar droga, celulares, armas de fuego, abrir celdas, inutilizar cámaras de vigilancia o abandonar ‘por descuido’, los puestos de monitoreo. En conclusión, la ciudadanía, el pueblo, quieren saber si el Pte. de la República sostiene una vez más al actual Ministro del Interior, debido a la cara de piedra presidencial o hay un fundamento en los más altos intereses del país. Es clave, frente al último episodio ‘Morabito’, que no ha sido la única gota que desbordó el vaso de la vergüenza republicana. Otros episodios, acotándome al mundo carcelario uruguayo, han vertido sendas gotas, los cuales han sido denunciados por organismos internacionales y por el propio Comisionado Parlamentario para el Sistema Penitenciario del Uruguay, Juan Miguel Petit. En estos momentos, amigas y amigos, que el caldero político hierve con un mejunje de partidos, candidatos y propuestas electorales variopintas. El Pte. de la República actual, es el único que tiene el poder de dar una señal política clara y contundente, con respecto a las responsabilidades políticas de uno de sus Ministros. Pasaría de ser un Pte. a ser un Estadista, donde sus acciones no se rigen solamente por lo cotidiano, sino por una visión aguda de la República y extendida en el tiempo.

Solidaridad con los Médicos Certificadores en ASSE

Solidaridad con los que reciben amenazas verbales y físicas, por parte de algunos consultantes, cuando no se les recertifica su ‘licencia por enfermedad’ (ciudadanos venales, amparados en la viveza criolla). Es decir, cuando el Médico le da el ‘alta’ ¿Amigas y amigos lectores, se han escuchado expresiones amenazantes, al estilo de… “sé dónde vives…”, hasta actitudes intimidatorias, como poner un revólver sobre el escritorio del Médico Certificador… En particular, otro tema conexo, lo constituyen los privados de libertad que concurren ¡sin custodia! Así estamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *