Punto y Coma

La cita de hoy

“Wilfredo Penco exhumó unos originales, donde se mostraba la costumbre que tuvo alguna vez Juan Carlos Onetti, de dibujar en el borde superior de los cuadernos donde escribía ‘un conjunto de letras mayúsculas, siempre las mismas, sólo inteligibles, en principio, para él mismo o sus  más íntimos’. Las letras eran A M Ll E D G E S E C B T E E T L M Y B E F D T V’. Se trata, ni más ni menos, de las primeras letras de cada palabra del Ave María.” ANA INÉS LARRE BORGES / Uruguaya / Crítica y ensayista literaria.

Secuestro de la Copa de Oro

La Copa de Oro fue ganada por la selección uruguaya de fútbol. Uruguay es el único país en el mundo en haberla obtenido, tras la final apoteósica ante Brasil, con el triunfo 2 a 1, con goles uruguayos de Vitorino y Barrios. Sin embargo, insólitamente no se halla en el Museo del Fútbol. En la actualidad está secuestrada en un cofre en un banco que opera en la plaza local de nuestro país. Su permanencia increíble en un cofre, tiene un costo que lo ha pagado la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), ¡por más de 40 años, hasta el día de hoy! Esta realidad debiera ser abordada por dicha asociación en este año 2020 y también por parte de la prensa deportiva, en especial la dedicada a la cobertura periodística del mundo del fútbol.

Calamaro se fue de mambo

En su última presentación artística en Uruguay, en el escenario del complejo ANTEL Arena, se le cantó fumar un cigarrillo de marihuana. Además de no considerar que hay disposiciones que prohíben fumar en ámbitos cerrados de carácter público, no recordó que Uruguay tiene una medalla de oro en el asunto, desde aquel acontecimiento glorioso por el cual le ganó la pulseada en el litigio judicial frente a la poderosa trasnacional Philips Morris, referente de los clásicos cigarrillos y de la campaña publicitaria con el jinete fumando uno de sus productos. Hay por lo menos dos posibilidades: o los asesores del cantante no le previnieron o directamente Calamaro realizó la acción en un acto espontáneo y de libre albedrío. De cualquier modo, hubo una multa. Multa que en un Estado de derecho, es idéntica para los nacionales y para los extranjeros. Hay gente, en otro plano, que apoya la idea que el país debe adaptarse al visitante o al ya radicado extranjero, en sus usos y costumbres en el ámbito público (léase el desplazamiento en las calles, espacios verdes, centros culturales y educativos, oficinas en general, lugares de trabajo y de esparcimiento…) Entiendo que debiera ser a la inversa. Vale decir, que si me radico en un país extranjero, en los momentos de mi desempeño en público, tengo que adaptarme a la cultura, costumbres, idiosincrasia y usos de la nación que me recibe. En mi hogar y en reuniones privadas de cualquier índole, practico mis usos y costumbres personales, independientemente si son o no radicalmente diferentes a las del país anfitrión. Por supuesto, siempre hay posibilidades de asumir usos y costumbres personales, que no choquen de frente con la cultura imperante, con carácter agresivo o a veces con connotaciones vinculadas a la seguridad pública. Por ejemplo, un uruguayo con termo y mate, paseando por una calle de una ciudad árabe.

Los pescados voladores de FRIPUR

Alberto Fernández, dueño de FRIPUR (industria que cerró en el año 2015), primero saltó a la palestra pública, en el momento que ofreció pagar la banda presidencial al Dr. Tabaré Vázquez, con motivo de su segunda presidencia. Banda que, por tradición, es encargada a la congregación religiosa de las Hermanas Oblatas. Luego de la asunción del mando del Dr. Vázquez, éste declaró: “la banda será recuerdo de familia”, por lo que la boleta con el  costo nunca le llegó al dueño de FRIPUR. En la actualidad, éste está procesado y de inmediato su defensa reclamó su arresto domiciliario por motivos humanitarios, ya que está viviendo una enfermedad terminal. Acción legal muy comprensible. El nudo central de su procesamiento, hace referencia a dos cargas de pescado congelado prensadas, ¡qué desaparecieron mágicamente! Cuando el BROU (banco acreedor de un préstamo solicitado por Fernández) fue a buscarlas… ¡ya no estaban! Como consecuencia inmediata, el BROU le reclama a Alberto Fernández, ¡una deuda por U$S 50.000.000 (50 millones de dólares)! El dinero del pescado congelado, ¿voló?

Decoraciones del Parque Rodó

La moda de las letras corpóreas en los centros poblados del departamento de San José, pisa fuerte en la actualidad. La falta de creatividad a veces brilla por su ausencia. Por ejemplo, al elegir el lugar para colocar las letras correspondientes a la ciudad capital ‘San José de Mayo’, se optó por el Parque Rodó. Decisiones políticas de los últimos años, ha llevado que el paseo público más importante de esta ciudad vaya perdiendo su identidad de espacio libre, de espacio verde, que generaciones pasadas supieron vanagloriarse. Otra perla ya fue concretada hacia fines del año 2019, en el momento de erigir la torre de telefonía celular de ANTEL, en la zona N.O. del citado paseo público. No contraviene ninguna normativa vigente. Contraviene sí la normativa del ‘sentido común’. Además, sin embargo, desnuda un vacío normativo que debiera existir: la contaminación visual de los espacios públicos, que bien pudiera inscribirse en el concepto general de calidad de vida. La torre, antes de las proyectadas letras corpóreas, es la última perla del collar decorativo de edificaciones al interior del predio del Parque Rodó: cabinas y otras dependencias del kartódromo, oficinas de la Dirección de Tránsito, edificaciones del estadio de fútbol, aparte de las imprescindibles de las oficinas de la Dirección del Parque, Zoológico Virtual y galpones. Es clave un plan maestro que no incremente la contaminación visual del Parque Rodó, como pulmón verde de la ciudad. Falta sensibilidad en este aspecto, porque pública y prácticamente no se constata una política de reducir dicha contaminación, que debido a su variedad, rechina. Escuchemos a los candidatos al Gobierno Departamental.

Ruta 66

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *