Reorganizarse o perder: Complejo y desafiante camino a octubre para los principales partidos en San José

20190408/ Javier Calvelo - adhocFOTOS/ URUGUAY/ MONTEVIDEO/ Luis Lacalle Pou en un acto presenta su programa de gobierno y un plan de ahorro de USD 900 millones por año. Bajo la consigna "Administrar bien para gobernar mejor" el precandidato del Partido Nacional presenta su programa de gobierno 2020-2025 del sector Todos en el complejo Kibón Avanza. En la foto: Luis Lacalle Pou durante al acto de presentación de su programa de gobierno 2020-2025 del sector Todos en el complejo Kibón Avanza. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Por Pablo Fernández Acheriteguy

El difícil camino hacia las Elecciones nacionales de octubre tiene conmovidos a todos los partidos políticos. Nadie se salva, nadie está tranquilo, nadie está seguro, nadie está firme. Tras las Elecciones Internas, los diferentes partidos con puja interna han venido ensayando estrategias para mejorar el posicionamiento de cara a octubre.  Mientras que, en apariencia, la mayor importancia está dada en el escenario nacional, es innegable que los ambientes departamentales, atraviesan un  traumático proceso de reestructuración de las agrupaciones. San José es un clarísimo ejemplo de esa convulsión que se percibe fuertemente. La reorganización de cada partido hacia octubre está absolutamente condicionada a lo que fue el camino hacia las Internas; roces y heridas que siguen lastimando en cada partido.

En San José el ejemplo más contundente es del Partido Nacional. La fractura blanca en lo departamental es de tal magnitud que nadie tiene nada asegurado. Pero además esa fractura se profundiza por los condicionamientos en el plano nacional. Luis Lacalle Pou ganó con claridad y en vez de mostrarse como un triunfador condescendiente con los derrotados, se parapetó aislándose de Juan Sartori y Jorge Larrañaga. Lejos de aliviar tensiones en su interna de principales dirigentes, el distanciamiento se agudizó. Si bien algunos quieren vender como algo positivo la rápida nominación de la fórmula, es claro que la elección de Beatriz Argimón, no fue la más acertada penando en recomponer la tan mentada “unidad del partido”. Lacalle- Argimón resulta una formulación estrecha. Esa suerte de “envalentonamiento” lacallista tiene su reflejo en lo local. Desde las Elecciones Internas, el falerismo ha monopolizado la atención. Los otros sectores blancos han desaparecido de la palestra pública; están orejeando el panorama en dos escenarios: “Octubre/Mayo”  Curiosamente, el falerismo que desde el año pasado pretendió municipalizar todo el proceso electoral, ahora quiere concentrarse en octubre y “patear pa´delante” la campaña departamental.  Por fuera de falerismo, los otros sectores están en una estrategia de atar candidaturas a diputación en octubre con la elección del próximo intendente en mayo 2020. Es muy difícil que puedan avanzar con esos objetivos, sobre todo si el factor común es la figura de Juan Chiruchi. Hay varios sectores que pretenden que Chiruchi sea candidato a diputado y solo así darle los votos para que pueda postularse en mayo a la Intendencia.  Hay varias señales en contrario; Chiruchi no se presentará en octubre y si se presenta – cosa muy difícil – no hará campaña. Mientras tanto en el falerismo ha quedado demostrado que el encolumnamiento detrás del candidato ganador no sería fácil. El actual diputado Ruben Bacigalupe fue el más votado, pero las dudas sobre una única lista cada vez son mayores. Más allá de alguna foto sonriente que se sacaron todos los dirigentes faleristas, la realidad es que no se sabe lo que terminará ocurriendo en la recta final a octubre. Podrían abrirse dos columnas; una encabezada por Baciglaupe y otra que reúna a dirigentes que no tienen intención de juntar votos para la reelección del cuestionado diputado. Ya hay un grupo que dijo “no vamos detrás de Bacigalupe”, la lista 32 de Hector Silvera. Por otra parte se sabe que el Herrerismo nacional busca un candidato a la diputación en San José, que represente a la poderosa Lista 71 de Luis Alberto Heber.  Uno de los nombres que maneja Heber es el de Chiruchi, pero es muy difícil que el ex intendente acepte. Pero hay otro dirigente que siempre ha estado muy cercano al Herrerismo montenvideano y que podría ser tentado a encabezar  una corriente a la diputación. Sebastián Ferrero, desde siempre ha tenido fuertes vínculos con los ambientes nacionales. ¿Podría ser Ferrero el candidato a diputado por la corriente Herrerista?. La respuesta  surgirá de las gestiones que se concreten en las próximas semanas. ¿Qué efecto tendría un nuevo desprendimiento en el encolumnamiento de Bacigalupe?. ¿Valverde se mantendría firme como segundo de Bacigalupe o se vería tentado a buscar otra columna?. Es archiconocida la resistencia  que genera Bacigalupe en la interna falerista; ese sería el factor fundamental para potenciar una nueva corriente por la diputación blanca en San José. También se puede presumir que el propio Falero tampoco se opondría a tal extremo, ya que el actual intendente se ha mostrado entusiasmado en lograr dos bancas en la cámara baja para su sector departamental.  Habrá que esperar, pues hay muchísimos litros de agua por correr.

Frente Amplio

En el Frente Amplio el trancazo departamental es escalofriante. No hay nada concreto; no hay candidatos claros que reúnan consensos; no hay acuerdos locales, solo hay una estado latente que primero espera ver que acuerdos se logran en lo nacional para después tratar de recomponer la interno en San José para ver que se puede concretar. En el Frente Amplio el panorama resulta mucho más incierto que en los restantes partidos. El actual diputado Walter De León quemado con leche, esta fuera de competencia, al menos por ahora. Pablo Urreta de Asamblea Uruguay es el otro nombre por la diputación, pero requiere acuerdos amplios y complejos, para saltar del decaído astorismo a una postulación de mayor base. De León fue decapitado por el propio MPP, pero algunos dirigentes y sectores lo siguen visualizando como el candidato natural, porque lo reconocen como un dirigente con votos propios en San José. Otro actor político con trayectoria para pretender alcanzar la diputación es Javier Gutiérrez del Partido Socialista. Entre esos tres nombres estará el próximo diputado frenteamplista, si es que logran ordenarse sin salvajismos, para tejer microacuerdos que potencien sus chances. El panorama es muy complejo pues más allá de las simpatías entre sectores  y dirigentes locales, la estructura frenteamplista estará fuertemente condicionada por lo acuerdos nacionales que logren sectores como MPP, Frente Liber Seregni, Partido Comunista, Partido Socialista y Vertiente Artiguista, entre otros. Pronóstico muy difícil de resolver; ni los propios dirigentes locales avizoran el futuro. También pesa  el rotundo temor de perder el gobierno nacional que existe en el frenteamplismo.

Partido Colorado

Los colorados están entusiasmados por la revitalización que lograron en el inicio de este proceso electoral. La figura de Ernesto Talvi está en pleno auge, lo que logra atenuar las diferencias internas para la reorganización hacia octubre. En San José básicamente hay un duelo entre dos viejas estructuras que siempre han confrontado. Por un lado la figura del ex diputado – actual director del BHU – Gustavo Cersósimo está encarnada por el ex edil Mauricio Viera, pero por otro lado la corriente puramente batllista que encabeza Alfredo “Nito” Lago. El grupo de Cersósimo se cruzó el espectro colorado y saltó del histórico Foro Batllista de Julio María Sanguinetti, a darle apoyo a Talvi. Lago y su sector, siempre estuvo detrás de Talvi, aún mucho antes de confirmarse su postulación por la precandidatura presidencial.  Sin embargo en las Elecciones Internas, la estructura de Cersóismo logró que la lista encabezada por Viera se ubicara un poco más arriba que la de Lago. Más allá de esta internilla entre los seguidores de Talvi en San José, se debe acompasar con la reagrupación de otros sectores que apoyaron a Sanguinetti y Amorín Batlle en las pasadas internas. La recuperación colorada en San José, tendrá un primer mojón en octubre y dependerá mucho de como terminé Talvi esta carrera, pues algunos advierten que de seguir la proyección el balotage podría ser en confrontación frenteamplsita – colorada. Ese escenario podría catapultar aún más la revitalización colorada de cara a mayo 2020. De acuerdo a como viene desarrollándose el escenario general, los colorados aspiran a recuperar la banca en diputados, pero también en volver a tener representación en la Junta Departamental para el próximo período. La aparición de Talvi, el resurgimiento de Sanguinetti y el regreso de Pedro Bordaberri , resultan factores claves en este proceso y en la correlación de fuerzas en San José entre los tres principales partidos del país. La inteligencia en la reorganización colorada en San José será crucial para una efectiva recuperación  partidaria en la estructura política departamental. Esta vez ya no estará el factor distorsivo de las últimas dos décadas: Francisco Zunino que ya está soldado al Partido Nacional y en particular al falerismo, al tiempo que está atado a su “nuevo jefe político” Edgardo Novick del Partido de la Gente. Esta vez Zunino no afectará la campaña colorada.

1 pensamiento sobre “Reorganizarse o perder: Complejo y desafiante camino a octubre para los principales partidos en San José

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *