Riguetti, vive en su obra

 A un año de su desaparición física, Carlos Daniel Camy le recordó en el Senado y mañana se colocará una placa en el espacio de los Forjadores de la Cultura en Plaza Zorrilla.

Mañana viernes se cumple exactamente un año de la desaparición física de uno de los artistas maragatos más reconocidos e influyentes, Heber Riguetti. Independientemente que el Gobierno Departamental, está invitando para la hora 15 de la próxima jornada, a la Plaza Zorrilla, en donde se colocará la placa recordatoria en el espacio de los Forjadores de la Cultura, en la pasada jornada, una nueva instancia de reconocimiento llegó al Parlamento Nacional. Allí el Senador Carlos Daniel Camy, no sólo recordó la importancia artística de Riguetti para el departamento sino también para el País. Camy señaló: “La obra escultórica de Riguetti es mucha y muy variada. Fue un verdadero “hurgador” de textos que le permitieron abrir caminos creativos, la lectura sirvió como puente para unir caminos que parecían inalcanzables. Un apasionado de la obra de Rodín. Critico hasta el hartazgo con sus obras, buscó siempre un lenguaje propio. Se consideraba un muy mal dibujante, sin embargo podía definir un trazo, o un volumen tirando líneas con alambres que daban forma a sus creaciones.  Nada le fue ajeno, ningún material pasó inadvertido ante los ojos y las manos del creador, dotado de una capacidad intuitiva increíble, podía encontrar en una vieja herramienta, o en un pedazo de madera o en desperdicios industriales materia prima para desarrollar sus ideas. Cartón, Piedra, Madera, Cuero, hierro, vidrio seducían al artista, estos se convertían en materiales complementarios en las manos del hacedor. Materiales de uso corriente que eran organizados de forma coherente para nacer nuevamente con un mensaje, poético, social, o político como en el caso del caballo que quiere escapar y está empantanado. Esta obra que está ubicada en el edificio central del Gobierno Departamental fue primer premio en el año 1981 del Segundo Salón de Artes Plásticas y Visuales de San José. (En plena dictadura militar esta obra realizada en polyfon y resina poliéster pintada de negro fue muy emblemática para el colectivo de artistas del departamento que conocían muy bien su significado) (…) Es así que recordar a una personalidad como Heber Riguetti sirve para rescatar, recuerdos, anécdotas que permiten entrelazar el pasado, con el presente y el futuro. No es preciso que se mueran para saber lo que son, fueron o llegarán a ser. No es casualidad que San José siga siendo una comunidad donde existe la extraña capacidad de convivir con la creación en diferentes manifestaciones. Allí sorprenden seres que son capaces de emocionar con sus trabajos o sus capacidades, aunque hay que ser honestos, quizás como sociedad a veces nos cuesta reconocer y esto entonces se transforma en demasiado tarde. Expresamos ante el Senado de la República, nuestro sentido homenaje al Escultor Heber Riguetti, a un año de fallecimiento. Referente eterno de la cultura de San José. Y con él y en él, a una enorme cantidad de hombres y mujeres nacidos en nuestra tierra que con su esfuerzo, dedicación y profesionalidad han dejado su huella como signo distintivo de una comunidad que tiene a su gente, sus vivencias y sus historias como sello de identidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *