Se acumulan los problemas: Privilegios a Bacigalupe complican final de gestión Falero

Por Pablo Fernández Acheriteguy

El caso de irregularidades en el manejo de la deuda millonaria de la empresa Fúnebre Bacigalupe con la Intendencia, está lejísimo de cerrarse. Desde el falerismo han hecho todo lo posible para silenciar el tema, pero no han podido. Primero trataron por todos los medios de evitar la formación de la Comisión Investigadora en la Junta,pero fracasaron;  después retacearon y demoraron la información que los ediles solicitaban. Triquiñuelas y chicanas fueron puestas en marcha a lo largo de todo el proceso institucional. También fracasaron y e caso fue denunciado en la Fiscalía. Ahora , con gruesos errores, la Fiscalía propone el archivo del caso, evitando que aterrice en la Justicia. En este punto el falerismo se precipitó y en pocas horas pretendió dar por cerrado el caso de serios cuestionamientos a la gestión que implica directamente nada más y anda menos, que al mismísimo Intendente Falero y a su diputado Bacigalupe. Los medios de comunicación tuvieron las declaraciones del Falero y Bacigalupe mostrando satisfacción por el archivo de caso. Se apresuraron. Bacigalupe hasta amenazó públicamente a los ediles que pretendieran seguir adelante con la investigación en el sistema judicial.  Para sorpresa general el presidente de la Junta Departamental, el falerista Juan martín Alvarez, sin consultar a otros ediles, de manera unilateral, decidió remitir una carta al abogado contratado por la Junta, despidiéndolo. Fue otro intento audaz, apresurado y desprolijo por liquidar el tema y dejarlo archivado.

Inevitablemente, de acuerdo al nivel de elementos que existen, el caso de irregularidades entre Bacigalupe y Falero aterrizará en la Justicia. El nerviosismo en el falerismo es elocuente y una clara demostración de especial preocupación. ¿Por qué tanta preocupación si todo hubiese sido correcto y sin privilegios entre el Intendente y su diputado?

La bancada del Frente Amplio ya resolvió que apoyará seguir adelante con la Investigación, recurriendo ala Justicia para que designe otro Fiscal para el caso. Alianza Nacional también se encamina a dar su natural respaldo a la investigación ya que fue uno de los principales impulsores para develar la magnitud de estas irregularidades. Pero… ¿ por qué Alianza no se ha expedido al respecto?. En Alianza Nacional entienden que hay un proceso que se debe cumplir obligatoriamente.  El primer paso será tener explicaciones sobre la rescisión del contrato con el profesional legal que llevaba adelante el proceso en representación de la Junta. En las últimas horas, ingresó a la Junta Departamental un Moción Urgente para que el próximo lunes el plenario de ediles reciba las explicación del Presidente Alvarez. La situación es delicada porque hasta donde pudo saber Visión Ciudadana, el informe que el abogado entregó a la Junta jamás fue distribuido entre los ediles. El informe  ingresó a la Junta el día 5 de diciembre, pero está cajoneado. El informe alega que debe procederse a la investigación insistiendo ante la Justicia para que asigne nuevo Fiscal. Sin dudas será una sesión tensa, muy tensa que será seguida muy de cerca por la cúpula falerista.

Hay aspectos formales que podría ser cuestionados, inclusive hasta la procedencia de que Alvarez haya tomado acciones inconsultas para desprenderse del asesor legal contratado. Alvarez tiene otro problema que los desacreditaría como protagonista en esta situación. El actual presidente de la Junta ha compartido innumerables actividades públicas y privadas con el actual diputado Bacigalupe, lo que lo deja en una delicada posición que lo inhibiría de ser parte de la discusión.

Una vez que se clarifique la situación decidid por el presidente de la Junta en desvincular al abogado contratado, se procedería a resolver la continuidad de la denuncia original. Otra vez, el falerismo se aproxima aceleradamente a un fracaso en su afán por evitar ser investigado.

Es altamente probable que tras la tensa sesión del próximo lunes, donde el falerismo indudablemente buscar´mil estratagemas para evitar el avance del tema, la mayoría de los ediles proponga que se profundice en la denuncia. Hasta ahora el caso no está archivado, tampoco está cerrado. Pero ademas falta otro pronunciamiento crucial: Tanto los ediles como la Fiscalía solicitaron a la Junta de Transparencia y Ética Púbica  (Jutep) que analice las situaciones de privilegios que habría recibido la empresa fúnebre del diputado por parte de la Intendencia falerista  en el tratamiento de la millonaria deuda contraída por Bacigalupe.

Ante la propuesta fiscal de archivar el caso, corre un plazo legal para que se siga investigando o se archive. El plazo vencería el próximo 2 de enero. Antes de esa fecha se debería solicitar  a la Justicia para que se designe nuevo fiscal y se prosiga con la investigación de las irregularidades.

Todo esto ocurre justo cuando los ediles están por entrar en el receso anual y hasta la Justicia comienza su licencia más importante del año. Por lo pronto, es de esperar que en los días finales del año, se produzcan varias reuniones y alguna que otra sesión extraordinaria en la Junta para dilucidar este tema. Será un fin de año agitado en el ambiente político en general y en el falerismo en particular. En el caso particular del Intendente Falero la sumatoria de problemas arrastrados  le provocará fuertes tensiones de corte institucional y político. La Intendencia debe cerrar el año, timoneando la falta de pago a proveedores, tratando de mostrara alguna obra así de de recuperación de calles, recolectar la basura con eficacia, hacer los cierres administrativos y contables, pero también pilotear un tormentoso ambiente político. Falero querrá despedirse la Intendencia con un panorama medianamente equilibrado – extremo complicado – mirando su fugaz sillón en el senado, dejando la Intendencia en vacancia y probarse el traje de sub director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, al tiempo de dilucidar si Juan Chiruchi será candidato  a la Intendencia. Un panorama de histeria que sin dudas ,s e verá reflejado en sus salidas públicas, en sus gestos de gobierno departamental y sus acciones políticas. A Falero se le vienen semanas de fuerte nerviosismo y convulsión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *