Senador Larrañaga a favor de auditar intendencia y admitió “muchos dolores de cabeza” con Falero

Por Pablo Fernández Acheriteguy

El senador Jorge Larrañaga llegó en la jornada de este miércoles a la ciudad de San José, en medio de una intensa gira por todo el interior del país en respaldo a la candidatura presidencial de Luis Lacalle Pou. Durante la nota en el programa “Opinión Pública” del canal Visión Ciudadana, hubo momentos tensos al ser consultado sobre su futuro en un eventual gabinete de Lacalle, la necesidad de combatir los desvíos y la corrupción en ámbitos estatales,

Reclamó a la población que el próximo domingo 24 de noviembre vaya a votar a Lacalle “porque es el cambio, la transformación, porque es la alternancia de un gobierno gastado, de una fuerza política agotada que ha fracasado en seguridad, ha fracasado en educación, ha fracasado en el desarrollo productivo- Hay que pedirle a la gente que vote porque hay una realidad que es contundente, (…) porque el 24 vamos a decidir qué país queremos después del primero de marzo. Hay que votar porque sino después a quejarse al cuartito”.  Insistiendo con su propuesta de reforma por seguridad, Larrañaga dijo que los resultados obtenidos los considera triunfos, a pesar de que las papeletas del “SI” no alcanzaron el mínimo necesario para aplicar sus propuestas.  Admitió que se enojó  hace pocos días al ser consultado sobre la derrota en su reforma:  “Ganamos le respondí y se sorprendió todo el mundo. Ganamos porque luchamos en solitario por nuestras ideas; ganamos porque metimos el tema de la seguridad; ganamos porque le hicimos cambiar el discurso al Frente Amplio. Ganamos porque ahora salieron a decir que faltan 2.000 policías en La Republicana, que precisan más penas los delitos, ganamos porque aceptaron que se pusieron de poncho en país en materia de seguridad. Ganamos, ganamos porque  el próximo gobierno no tienen margen sino actúa con firmeza y dice ‘basta a una delincuencia que está desbocada, basta al narcotráfico, o bata a que el malandraje termine haciendo lo que quiera con el país. Basta, basta de hurtos, de rapiñas, de lesiones, de copamientos”. Se le preguntó si una presidencia de Lacalle es garantía de aplicar sus propuestas. Se limitó a decir que la propuesta recibió 1.200.000 votos de respaldo, pero al remarcarle que la mayoría delos electores no acompañó su reforma, Larrañaga con tono ofuscado replicó: “No señor, no es así. Los que no votaron el ‘Si’ no votaron nada. NO hubo una papeleta del ‘No’. Yo no voy a desacatar el resultado de la gente. El resultado es el resultado. Digo que ganamos porque logramos insertar el tema en la campaña, ganamos porque este tema pasara para el próximo gobierno. Logramos que el próximo gobierno no se puede hacer el sota”. En ese punto se le recordó que el documento redactado por los cinco partidos de la coalición, se quitaron los puntos referidos a la reforma de “Vivir sin miedo” que propone Larrañaga. Dijo que que en el próximo período insistirá con sus propuestas, pero en el plano parlamentario. “Vamos a ir al parlamento con 1.239.000 votos en el lomo; entonces que le digan que no a toda esa gente. Vamos a ver si esos ‘no’ no se transforman en ‘si’, esperemos”. Negó que esas propuestas vayan a estar incluidas en la Ley de Urgente Consideración que Lacalle anunció en caso de acceder a la presidencia. Señaló que el gobierno del Frente Amplio no ha podido con la temática de la seguridad porque “son incapaces” y “han tenido más empatía con la delincuencia que con la gente”.

Ya en ese punto, donde la “Seguridad” parece haber monotematizado a Larrañaga , directamente se le preguntó si será el Ministro del Interior en un gobierno de Lacalle. “No, no. Yo no pido nada. (…) Primero hay que ganar. Yo no he hablado nada con el doctor Lacalle, no tengo nada que hablar sobre el tema de reparto de nada. Tengo que hablar al país para que se vote al Partido Nacional”.

Larrañaga, ante un desplazamiento del Frente Amplio del gobierno, espera que la izquierda adopte su rol de oposición con firmeza: “Nosotros queremos que nos controle, No hay nada como el peligro para despertar al mamado y no hay nada como la oposición para despertar la gobernante de su soberbia”.

Al ingresar en temas rispidos de esta campaña; Larrañaga fue categórico. Mirando a las cámaras y blandiendo su dedo índice dijo: “No vamos a tocar los Consejos de salarios, escuchemé, no vamos a tocar los Consejos de Salarios”. Respecto a la Educación y variar la participación docente Larrañaga dijo que se debe mantener la presencia docente pero si que hay que “reformular” los organismos de la Educación, hacerlos unipersonales para que se incorporen a los ambientes que rigen la enseñanza. Respecto a la creación de nuevos impuestos, también fue categórico; no habrá nuevos impuestos.

Defendió la propuesta de las auditorías en todos los niveles del estado para detectar desvíos o corrupción. Apelando a su formación como abogado, Larañaga planteó la figura de “recibir una herencia a beneficio de inventario”. Se trata de un instrumento legal para evita recibir las deudas que apareja esa herencia. Con esta expresión Larrañaga indicó que al asumir el gobierno nacional, se realizarán una “scaneo” de todo el ambiente público para conocer la situación real.

A partir de allí se le preguntó si el Partido Nacional ha sido “tan celoso” de sus propios en casos de corrupción o desvíos. Fue uno de los puntos más tensos de la nota en Opinión Pública. El caso del Intendente de Colonia Carlos Moreira, provocó un debate, donde Larrañaga prefirió decir que se esperará a lo determine la Justicia, pero que Moreira ya no pertenece al partido Nacional a pesar de que ya anunció que será candidato a la reelección en 2020. El tema “Moreira” derivó a la situación en San José y particularmente sobre la administración Falero sobre la que recaen denuncias de corrupción. Larrañaga se defendió admitiendo que en San José, la postura crítica de Alianza sobre la gestión Falero ha costado “muchos dolores de cabeza”. Agregó que su sector en San José ha actuado con firmeza. Fue repreguntado sobre esa presunta “firmeza” cuando Falero no pierde oportunidad de calificar de “mentiras” las denuncias de Alianza; allí Larrañaga dijo “Traiga a Camy, póngalo en el banquillo a Camy y hable con Camy”. Carlos Daniel Camy, fuera de cámaras estaba sentado a un par de metros de Larrañaga en el estudio de Opinión Pública, junto al ex director general  de la Intendencia Yarwin Silveira y el ex diputado Alberto Casas.  Reformulando la pregunta se le insistió qué actitud tomará él – Larrañaga- , sobre la situación en San José. “Le estoy diciendo que vamos a tener la misma actitud con los gobiernos del partido Nacional; no se puede tener un doble rasero (…) vamos a ver cómo se aplica de manera firme y clara en todos los gobierno departamentales”  dijo refiriéndose a las auditorías y un control efectivo sobre los desvíos en la administración pública.

No obstante Larrañaga dijo que una auditoría válida será la próxima elección de mayo 2020. Ya aterrizados en temas netamente departamentales, fue consultado sobre un acuerdo por la candidatura de Juan Chiruchi. Larrañaga insistió que en primera instancia respalda la candidatura de Camy, su referente en San José. Dijo que tiene “buena relación” con el ex intendente.

Sobre el final de la nota Larrañaga descartó volver a ser candidato a la Intendencia por Paysandú, aunque se mostró afín a cumplir con el rol que el partido le adjudique una vez que se conquiste el gobierno nacional. Dijo que hay que esperar que pasen las instancias electorales para que “los zapallos se acomoden en el carro”. El ejemplo de los “zapallos” provocó la risa en los periodistas pero Larrañaga aclaró que no se refirió a “acomodo” en  el concepto de favores políticos o privilegios. En el mal sentido de “acomodo” dijo que el “Frente Amplio es el campeón mundial del acomodos”. Reivindicó la actividad política y las buenas prácticas por encima de los desvíos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *