Soldados maragatos en el Congo “están todos bien” a pesar de brote de virus ébola

Por Pablo Fernández Acheriteguy

El Ejército uruguayo tiene fuerte presencia en la República Democrática del Congo, por las Misiones de Paz de la Organización  de Naciones Unidas ( ONU). Cada año el contingente uruguayo va rotando su personal y en cada oportunidad decenas de soldados de San José han concurrido a ese país africano, sacudido por la inestabilidad política social. En la actualidad , tras el último relevo la presencia maragata está centrada en siete soldados pertenecientes al Batallón 6° de Infantería Mecanizada.

En estos últimos años más allá de los conflictos armados que esporádicamente explotan y están siempre en estado latente, la mayor problemática se da por un grave tema sanitario: el ébola.  Esta enfermedad está radicada exclusivamente en Africa  y se trata de un virus que provoca una fuerte fiebre hemorrágica. En 2014 se detectó un brote de esta fiebre que ha tenido altas y bajas, pero en el último año ha recrudecido.  Dadas las condiciones sanitarias del este país africano, el combate a la enfermedad no es sencillo, el trabajo de las tropas de paz es crucial en la lucha por su control. La enfermedad ha ido avanzando dentro del Congo y paulatinamente se ha traslado al Este del país. Justamente la principal base del contingente uruguayo se encuentra en la ciudad de Goma, zona limítrofe con Ruanda. Recientemente se detectó el caso de un religioso congoleño que arribó a la ciudad de Goma y tras varios días de brindar oficios en distintos puntos de la ciudad cayó con la enfermedad. Esta situación despertó el alerta , a tal punto que pocas horas después una comisión de emergencia de la ONU y Organización Mundial de la Salud, declaró la alarma sanitaria internacional. Se informó que hay unas 1.500 personas infectadas y que están recibiendo ayuda médica  por parte de diversas instituciones y representaciones extranjeras. La ONU juega un papel absolutamente protagónico en estas labores, no solo para atender a la población local, sino para evitar la expansión de la enfermedad y hasta en preservar a los soldados de diferentes nacionalidades que están allí apostados. Fuentes de la ONU y del propio Ejército Uruguayo han señalado que la situación está bajo control y que los soldados del Batallón Uruguay está bien. No se han detectado infectados entre los soldados uruguayos. Los uruguayos están apostados en dos ciudades: Goma y Butembo a 400 kilómetros la norte. En la ciudad de Goma está la base de los uruguayos, con una muy importante y reconocida presencia. En el contingente uruguayo hay siete soldados.  Visión Ciudadana consultó a fuentes militares y se pudo saber que los soldados maragatos “están todos bien”. Así lo indicó el jefe del Batallón 6°, Teniente Coronel Eduardo Puchy a Visión Ciudadana. La situación ya está bajo control y se han extremado las precauciones en toda la zona, inclusive reduciendo el nivel de contacto con la población civil, más proclive a diseminar el virus. En el Congo la tarea de las tropas de paz es altamente valiosa y en el caso particular de los uruguayos su trabajo ha sido destacado por las propias autoridades de la ONU en reiteradas oportunidades.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *